Nacionales

Uno de los protagonistas de la fiesta de Olivos rompió el silencio

Uno de los protagonistas de la fiesta de Olivos rompió el silencio

Emanuel López, uno de los protagonistas de la Fiesta de Olivos que marcó un punto de quiebre en su amistad con Fabiola Yañez, rompe su silencio tras años de mantenerse al margen.

Su regreso a México como modelo y locutor no lo había llevado a hablar de aquella noche hasta ahora, cuando se confirma la existencia de un documental que Yañez habría grabado en Madrid. «Que cuente toda la verdad… porque decir verdades a medias, es mentir».

Pasaron casi cuatro años de la “Fiesta en Olivos” en plena pandemia. Y desde que se filtró la foto que generó una crisis profunda en el gobierno de Alberto Fernández. Al igual que el resto de los protagonistas, López tuvo que presentarse en el expediente judicial, pagar una reparación integral, en su caso fueron $250 mil para un hospital de Vicente López, pero todavía no fue sobreseído por el juez Lino Mirabelli. “Era insostenible todo lo que se vivía ahí adentro en Olivos. El clima ya era muy tenso y con los meses todo fue empeorando. Trabajar en Presidencia para mí fue una pesadilla. Solo Dios sabe lo que yo viví

– ¿Quién te invitó y por qué fuiste al festejo de Fabiola esa noche?

– Yo trabajaba físicamente en la Quinta de Olivos. Era el lugar que me indicaron desde el principio. Prácticamente todos los días tenía que asistir de manera presencial. La invitación la hizo la señora (Yañez). En ese momento yo tenía que preservar mi puesto ya que era mi principal fuente de ingreso. No podía perder mi trabajo. Enterré a mi padre unas semanas antes de ese hecho, el 9 de mayo de 2020. Murió luego de estar doce días en terapia intensiva. Imagínate que en lo personal yo no tenía nada que celebrar ni festejar. Fue muy doloroso, para mí y para toda mi familia.

– ¿Conocías a todos los que estaban invitados?

– Si, por supuesto.

– ¿Cuándo llegó Alberto Fernández? ¿Es cierto que pasó un rato y se fue?

– Sí. Alberto llegó, se sorprendió completamente. Yo creo que ni sabía de la reunión. Abrió la puerta, se sentó, cenó rápido y se fue a descansar. Habrán sido algunos minutos.

– ¿Cuándo se hizo público el tema, en 2021, hablaste con Fabiola?

– Sí. Llevábamos una amistad de más de 20 años. La foto de la Fiesta de Olivos fue la gota que rebasó el vaso. Desde ese momento cada uno priorizó y cuidó sus intereses. Hace ya varios años que no tengo contacto. El vínculo se rompió. Fueron dos décadas de amistad tiradas a la basura. Yo soy una persona libre. No le debo nada a nadie. Cada uno vive su experiencia y transita su recorrido como puede. Yo soy profesional, honesto, y trabajo desde que era adolescente. No gozo de beneficios. Todo mi camino lo hice solo, sin ayuda de nadie. Hay muchas personas del medio en Argentina que me conocen.

– ¿Cómo era tu relación con Alberto Fernández?

– La verdad que él siempre fue una persona sumamente respetuosa conmigo. En todo momento.

– ¿Cuándo estabas trabajando en la quinta, en plena pandemia, recibiste un permiso de circulación de parte del Intendente de Olivos?

– Sí. Fue el permiso que me brindó mi empleador para asistir a mi puesto de trabajo, sellado y firmado. Era un documento como el de cualquier persona, para circular y concurrir a mi laburo.

– ¿Vos sabías que ese permiso era trucho?

– Para nada. Cómo voy a saberlo. Fue el permiso oficial que me otorgaron para circular desde mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa desde el primer día que comenzó la pandemia y uno lo necesitaba para trasladarse.

– ¿Es verdad que por asistir el día de la fiesta de Olivos cobraste horas extras?

– Eso es completamente falso. Es un invento. En julio de 2020 yo cobré $95.559, de los cuales $17.385 fueron horas extras, correspondían a un sábado y un domingo de trece horas de trabajo. Esa información está en mi recibo de sueldo. Está todo detallado. Es mentira que fueron horas extras del 14 de julio.

– ¿Cómo te afectó todo lo que pasó en tu carrera profesional?

– Yo tuve que regresar a México. No fue nada fácil. Tuve que reinsertarme nuevamente. Reconectarme con mi profesión. Y afrontar grandes gastos económicos para instalarse nuevamente en otro país.

– Cuando te enteraste de que Fabiola grabó un documental donde habla de la Fiesta de Olivos, ¿qué pensaste?

– Que cuente toda la verdad… Porque decir verdades a medias, es mentir.

– ¿Por qué decidiste hablar ahora?

– Porque a raíz de esta nueva noticia sobre el documental veo mi imagen nuevamente expuesta y me pareció oportuno el momento para aclarar lo que yo viví.

– ¿Seguís en contacto con los demás protagonistas de aquel evento?

– Sí. Hay algunas personas de la foto que considero familia.

– ¿Haber participado de esa cena fue un error? ¿Hiciste autocrítica?

– Por supuesto que fue un error. Como dije antes, mi papá había fallecido hacía unas semanas de ese hecho. No pudimos velarlo. Yo no tenía nada para festejar. Pero si tenía que preservar mi trabajo.

Fuente: Infobae

COMPARTIR