Asesinato en cancha de fútbol: para la justicia así mataron a Cristian Robledo

Asesinato en cancha de fútbol: para la justicia así mataron a Cristian Robledo

Destacadas
0

Es una foto de lo que ocurre casi todos los fines de semana en las ligas amateur de nuestra ciudad, pero esta vez el desenlace fue fatal: se pagó con una vida. Una trifulca que comienza por una discusión propia del juego y la cobardía de agredir a alguien indefenso en el suelo, dejan al descubierto la locura y lo desalmado que podemos ser por un simple partido de fútbol.

Era el sábado 13 de abril de 2019. Cancha del Club la Milka. Cuando a las 16.45 horas comenzó a disputarse un partido de fútbol, uno más de la liga de los sábados, entre “Los Pibes de la Palmera” y “La Cuadra de La Milka”.

El partido correspondiente a la “Liga Interprovincial” estaba siendo ganado 1 a 0 por Los Pibes de la Palmera, pero cuando faltaban pocos minutos para terminar, llegó el empate de La Cuadra de La Milka, y luego de una agresión, se desató el caos que terminó con la vida de Cristian Robledo.

Conjugando las declaraciones de los imputados, testigos, de la opinión de algunos de los abogados defensores y de la propia investigación de la justicia, trataremos de reconstruir que lo que sucedió esa fatídica tarde otoñal de abril.

Con la elevación a juicio de la causa, EL TIEMPO tuvo acceso a la investigación judicial, a la cual se opusieron los abogados defensores de los acusado (los Dres. Sergio Corón Montiel, Horacio Mitrojovich y Luis Moyano), entendiendo uno de ellos que  cliente no participó del hecho, y en el resto de los casos que la imputación no sería la correcta.

Creen que la acusación de “Homicidio en Espectáculo Deportivo” -es demasiado y estarían solicitado que pase a “Homicidio en Riña”, que beneficiaría ampliamente a los imputados y los dejaría muy cerca de la libertad.

En contrapartida, el fiscal Alberione, a cargo de la investigación, destaca en su conclusión que “se dirimió una  discordia deportiva con una agresión absolutamente desproporcionada y directamente dirigida a zonas vitales como la cabeza y tórax de la víctima, cuando ya estaba en el piso en un estado de indefensión”.

También agrega que “para que la muerte de Cristian Robledo tuviera lugar debieron concretarse una serie de aportes, de diversas personas. Si suprimimos hipotéticamente algunos de esos aportes el resultado final no hubiera sido el mismo”, dice el fical tratando de demostrar que si bien no hubo premeditación, era casi un hecho que un ataque de esta naturaleza podía terminar en una muerte .
Posteriormente hace referencia a que la agresión a Robledo se da luego de que los hechos principales se calmaran y se volvieron a desatar con una “innecesaria desproporción de violencia”.
Por ultimo, habla de como actúan las  “masas” y como afecta los frenos inhibitorios de las personas esta situación, pero aclara que esto no justifica el o los hecho, ya que si entienden y saben cuales pueden ser los resultados de estos actos.

Por su parte, desde el otro lado, hacen referencia a que el propio Robledo participó de la pelea, que luego desde el banco de suplentes, cuando todo había terminado, con sus burlas y cargadas terminó por “calentar” la situación lo que volvió a ocasionar nuevamente violencia. En definitiva tratan de explicar que el contexto fue una pelea y no no hubo intenciones de “matar”.

Las declaraciones fundamentales

Luis Norberto Ludueña (organizador de la liga) quien declaró que el día del hecho siendo aproximadamente las 17:30 horas mientras se jugaba el partido de fútbol entre los equipos “Los pibes de las palmeras” contra  “La cuadra de la Milka” minutos antes de terminar el partido , él se encontraba parado detrás de un arco, cerca de la cantina, observó una “montonera” de gente en el sector que se ubica cerca del portón de salida de la cancha propiamente dicho, se acercó porque podía haber una gresca y en ese momento también ingresaron varias personas del público.  Observó, que varias personas se le acercan a Marcos Luque (jugador de La cuadra de la Milka) , y entre él y otros lo sacaron de la cancha . Entonces regresó a la cancha y ya había mucha  gente,  ahí lo vio a Cristian Robledo a quien conocía previamente de la liga y que también es jugador de “La cuadra de la Milka”.

Vio como varias personas lo corrían a Robledo por la cancha  y lo hizo por alrededor de unos quince metros  hasta que una persona que lo corría le pegó una patada a la altura de las costillas , lo q provocó su caída al suelo. Luego vio a Maximiliano Manzanelli (jugador de Los pibes de las palmeras) se le acercó a Robledo y le pegó una patada en la cabeza. Le dio la sensación de que Cristian ya estaba inconsciente,  que ya no se movía. Luego se le acercan dos personas más a Robledo y entre los dos de manera simultánea le pegaron una patada en la cabeza, siendo éstos los llamó Alejandro Cortez y Facundo León.

En ese momento un jugador del equipo contrario Juan Farina (Los pibes de las palmeras) se le tiró encima para cubrirlo y que de esa manera no le peguen más e hizo que los agresores se disipen un poco. Entonces se le acercó a Robled , el cuál no se movía,  no contestaba y le salía sangre por la nariz , también vio que sus ojos estaban blancos,  por lo que llamó a la policía y a la ambulancia.  También manifestó que una femenina manifestó ser enfermera,  lo auxilió a Robledo , éste reaccionó y pretendió levantarse.  Al llegar la policía le respondió con su nombre y reaccionó bien y la ambulancia se lo llevó del lugar . Agregó que si bien no observó como comenzó todo , en el lugar se comentaba que luego de una falta , Marcos Luque golpea a un jugador de un equipo contrario y acto seguido comenzaron a agredirlo . Entonces Robledo quiso defender a Luque.              A los agresores que mencionó los conoce previamente de la liga por lo que brindó datos completos de ellos , menos la edad.

La delcarción de Juan Farina, que fue agredido por Robledo
Otro de los jugadores del equipo contrario (La cuadra de la Milka) de  nombre Cristian Robledo le pegó una piña aunque sin conocerlo porque el año pasado habían jugado juntos . Luego Robledo se mete en la pelea entre los hermanos Cortez y Luque, aunque se estaban dando todos contra todos , incluso habían ingresado los jugadores suplentes y gente del público.  En ese momento Robledo salió de esa pelea pero como vieron que estaba peleando y que le había pegado a él,  lo comenzaron a perseguir y vio que Maximiliano Manzanelli le propinó un golpe en el rostro a Robledo que por éste cae al suelo dentro de la cancha,  desplomado y a su entender inconsciente.

Luego de caer al suelo Robledo , enseguida observó que Agustín Páez y Alejandro Cortez, casi al mismo tiempo le pegaron una patada en la cabeza . Luego Robledo comenzó a expulsar como espuma de la boca pero ninguno atinó a defenderlo o asistirlo,  todos continuaban peleando.  Agregó que Agustín Páez  no juega en ningún equipo,  ese día estaba como espectador.  También observó que  Facundo León se le acercó a Robledo mientras éste convulsionaba y le dio una patada en la cabeza.  Ante esta situación se le tiró encima a Robledo para que no  sigan pegándole.  Cree que cuando ven que él se tiró encima se dan cuenta que estaba inconsciente y cuando llegó el móvil policial es que se disipó la situación.  También manifestó que auxiliaron a Robledo,  una chica que dijo que era enfermera.  Posteriormente,  compareció a esta fiscalía (fs.59/60), dónde ratificó lo dicho y agregó que jugó para ambos equipos por eso los conoce a todos , que cuando comenzó la pelea entre todos , él estaba tratando de separar y es cuando recibió un golpe de puño en la boca de parte de Robledo Cristian que lo hizo caer al suelo y sangrar la boca , por lo que se retiró de la cancha.

La investigación, la conclusión
En conclusión, en autos el origen de los presentes, ocurrió en el Barrio la Milka, más precisamente en la cancha del Club Atlético la Milka situada en la calle 1° de Mayo y Catamarca de Barrio la Milka de esta ciudad de San Francisco, donde todos los sábados por la tarde se desarrollaba la denominada “liga interprovincial” de fútbol  amateurs  y precisamente ese sábado trece de abril del corriente año siendo las 16:45 comenzó a disputarse el partido de fútbol entre los equipos “Los pibes de la Palmera” y “La cuadra de la milka”. Que el primer tiempo transcurrió con normalidad y ya en el segundo tiempo, el equipo de los pibes de las palmeras iba ganando uno a cero y faltando unos minutos para terminar el partido, siendo aproximadamente las 17:45 horas el equipo de la cuadra de la Milka empató el partido, por lo que este se puso “caliente” y como lo corroboran la totalidad de los testimonios agregados a la causa, la lecha que encendió la secuencia que luego terminaron con las agresiones a Robledo y que días posteriores desencadenó en su muerte, fue un altercado entre Juan Cortez -jugador del equipo de los pibes de las palmeras y Marcos Luque- jugador del equipo de la cuadra de la Milka- donde intervienen los hermanos de Cortez y los hermanos de Luque lo que derivó en una pelea de puños entre todos, donde ingresaron e intervinieron gente del público. En ese contexto, Cristian Robledo se encontraba en la pelea, defendiendo a los hermanos Luque, participando activamente, en un momento le pegó un golpe de puño a Juan  Farina al cual hizo sangrar la boca y los sentó en el piso, lo que provocó que Farina se alejara del lugar. Luego cuando la situación estaba calma, ya que Marcos Luques se había retirado del lugar y mientras Robledo se disponía a cambiarse en el banco de suplentes y probablemente como los dijo el testigo (Farina) como los demás jugadores vieron que Robledo le pegó a Farina y a Manzanelli, fue abordado por Juan  y/o Ariel Cortez y Máximiliano Manzanelli, los cuales lo perseguían por la cancha y con un golpe de puño de este último lo tumba al suelo para ya ahí los imputados Manzanelli, Cortez, León y los menores imputables Páez y Pérez, lo golpearon en cabeza  y cuerpo a Cristián Robledo como fue descripto por numerosos testigos hasta dejarlo inconsciente e inmóvil  hasta que llegó el servicio de Emergencias y lo trasladó hasta el hospital donde ya al recibirlo, el doctor Naslej informó que se trataba de lesiones graves para que luego en los siguientes días, más concretamente cinco días después, el 18 de abril del corriente año se produjo la fallecimiento de Cristián Robledo. Es decir, que conforme se reveló en la dinámica del hecho, se dirimió una discordia deportiva, con una agresión absolutamente desproporcionada y directamente dirigida zonas vitales como la cabeza y tórax de la víctima, cuando esta ya se encontraba en el piso en un estado de indefensión, ocasionándole la muerte, con intención de causarle la muerte habida cuenta que tuvo que intervenir (Farina) para que cesen con la golpiza. Es de resaltar que de tal magnitud fue la agresión  hacia Robledo que días posteriores se produjo si fallecimiento. Pero, otra vez, el suceso debe interpretarse en su particular contexto de ocurrencia, pues analizar separadamente una parte de esta secuencia sin integrarla a la dinámica general, a su desarrollo completo, conduce a conclusiones desacertadas. Para que la muerte de Cristián Robledo tuviera lugar debieron contenerse una serie de aportes, de diversas personas. Si suprimimos hipotéticamente algunos de esos aportes  el resultado final no hubiera sido el mismo. Sobre el particular, cabe traer a colaboración la jurisprudencia (en “Luna”-S. N° 4, 10/02/2006-, y en “Córtez” -S  N°109, 07/06/2007) que en materia de autoría rige el “principio de imputación recíproca” de las distintas contribuciones. Y, en virtud de este principio, todo lo que haga cada uno de los coautores, es imputable  a todo los demás. Para ello, puede  considerarse de cada coautor como autor de la totalidad del hecho, aunque parte del mismo no haya sido por él ejecutado…

En… relación causal directa con el resultado mortal en el plano físico y una representación de ese resultado probable en el plano del conocimiento y la intención. Es decir, en alusión a lo narrado supra, nos encontramos, como se dijo en la Cámara en lo Criminal y Correccional de 12 nominación en la sentencia de fecha 26/03/2019 en los autos caratulados… Homicidio agravado por las ley de violencia en espectáculos deportivos… todo ello ocurrió en un contexto muy particular, que he de tener en cuenta, pues solo así pueden significarse los comportamiento de cada uno de los protagonistas.
Si la Psicología es una disciplina que nos auxilia al momento de comprender e interpretar comportamientos individuales, en el especial caso que nos ocupa, necesitaríamos de los aportes de la sociología o de la psicología de grupos o de masas para comprender, en estos contextos, esos comportamientos individuales en los que se enfoca el derecho penal, pues se ven alterados y definidos de una manera diferente.
parece ser, y así se observa en el acontecimiento bajo estudio, que determinadas conductas solo pueden tener lugar en ese contexto grupal y que solo dentro de él pueden entenderse o significarse.
estos comportamientos parecen formar parte de una locura colectiva, de una narcosis no inducida químicamente, que afecta el comportamiento y los frenos inhibitorios y de todas las frustraciones, la violencia y el desenfreno tienen la oportunidad de liberarse para manifestarse contra un objetivo simbólico.
No es, por cierto, esta sentencia la ocasión apropiada para un ensayo sociológico, pero resulta insoslayable considerar que lo que aquella disciplina podría ayudarnos a comprender coincide con el conocimiento popular en cuanto a las reacciones que pueden suscitarse en estos específicos contextos.

En otras palabras, quienes asisten habitualmente a las canchas de fútbol en  nuestro país (como en otro contexto de masas) pueden no conocer científicamente las razones de ciertos comportamientos pero si entienden, prevén y saben de las reacciones que determinadas situaciones generan en el conjunto, las anticipan y participan de ellas.
tanto así, que incluso las vivencias en carne propia, aunque no siempre con el mismo y conocido resultado letal que examinamos en este juicio, alimenta esa experiencia personal que forja un conocimiento tan particular como certero.
En definitiva, entiende el suscripto que los elementos probatorios colectados, analizados en su conjunto, permiten afirmar, tal como se adelanta supra, que existen elementos de convicción suficiente para sostener como probable la participación punible de los imputados en el hecho…

Los imputados
Ariel Alejandro Cortez, Facundo Hernán León y Maximiliano Roberto Manzanelli y dos menores al momento de los hechos de apellido Páez y Pérez.