Nacionales

Científicos del Conicet descubrieron restos de un titanosaurio que vivió hace 66 millones de años

Científicos del Conicet descubrieron restos de un titanosaurio que vivió hace 66 millones de años

Bautizado como Titanomachya gimenezi, se estima que llegó a pesar siete toneladas y vivió en la Patagonia sobre el final del período Cretácico. El hallazgo se produjo en la formación La Colonia, ubicada en la provincia de Chubut, y abre la puerta a futuras investigaciones.

Un equipo de paleontólogos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) descubrió un nuevo titanosaurio que vivió en la Patagonia argentina hace 66 millones de años, en la formación La Colonia, ubicada en la provincia de Chubut, según difundió este jueves la revista científica Historical Biology.

El Titanomachya gimenezi, que se estima que llegó a pesar siete toneladas, vivió en la Patagonia sobre el final del período Cretácico, y su descubrimiento tuvo lugar en el marco de una campaña realizada por investigadores del Conicet en el Museo de La Plata (MLP, UNLP) y el Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) de Trelew.

Durante campañas posteriores, junto a profesionales del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología (IIPG, Conicet-UNRN), efectuaron excavaciones que les permitieron recuperar elementos de los miembros anteriores y posteriores, fragmentos de costillas y una vértebra caudal.

Este titanosaurio es el segundo dinosaurio hallado en la formación La Colonia y el primer saurópodo, es decir, perteneciente al grupo de los vertebrados terrestres más grandes en la historia evolutiva caracterizados por ser herbívoros, precisó el Conicet en un comunicado.

“Los hallazgos en La Colonia no solo ofrecen información crucial sobre las poblaciones de saurópodos en la Patagonia durante el final del período Cretácico, sino también sobre la diversidad de los ecosistemas de la región en ese momento”, puntualizó Agustín Pérez Moreno, becario posdoctoral del Conicet en el MLP y primer autor del trabajo.

En un video difundido en redes sociales por el Conicet, Pérez Moreno y Diego Pol, investigador del organismo, coincidieron en que se trata de un animal que existió “poco tiempo antes de la gran extinción de la caída del meteorito” y que “podría ser de los últimos dinosaurios que vivieron en la Patagonia”.

Cabe destacar que el hallazgo se llevó a cabo en el marco del proyecto “Fin de la era de los Dinosaurios en Patagonia”, financiado por National Geographic, que tiene como objetivo investigar todos los aspectos biológicos y ecológicos de la época en la que se extinguieron los dinosaurios no avianos.

Además, Pérez Moreno destacó que este descubrimiento “añade una nueva perspectiva a la rica historia de los dinosaurios saurópodos de la Patagonia durante el Cretácico Superior, y abre la puerta a futuras investigaciones que profundicen en la diversidad y evolución de estos majestuosos gigantes”.

Sobre el nombre que le dieron los autores al nuevo ejemplar, destacaron que evoca la Titanomaquia, batalla que, en la mitología griega, fue librada por los dioses olímpicos contra los titanes y que “T. gimenezi procede de la época en que se extinguieron los titanosaurios”.

Por último, con la palabra “gimenezi” los autores buscaron rendir homenaje a la fallecida científica Olga Giménez, quien fue la primera paleontóloga en estudiar los dinosaurios de la provincia de Chubut.

“Su legado ha dejado una huella imborrable, y esta denominación busca honrar su contribución pionera a la comprensión de la rica historia paleontológica de la región”, finalizó.

 

COMPARTIR