Provinciales

Con la nueva ley, entrarían 4.300 alumnos a Medicina

Con la nueva ley, entrarían 4.300 alumnos a Medicina

Son los anotados en la UNC y la UNVM. Sin reglamentación, el ingreso es irrestricto. Preocupación y gestiones de los rectores.

[divider][/divider]

Si en los próximos 120 días el Gobierno nacional no emite un decreto reglamentario que ratifique el sistema de cupos que aplican algunas unidades académicas, las carreras de Medicina de las universidades públicas se verán desbordadas.

En las dos casas de estudios públicas de esta provincia que las ofrecen, la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y la de Villa María (UNVM), están anotados para los cursos de ingreso 4.300 estudiantes: cuatro mil en la primera y 300 en la segunda. Y de aplicarse la ley de Educación Superior con las modificaciones aprobadas hace 15 días y promulgadas ayer, nada podría impedir que todos esos preinscriptos comiencen a cursar en marzo del año que viene.

Esto, a raíz de que los cambios introducidos por la norma que impulsó la legisladora kirchnerista Adriana Puiggrós, en la práctica prohíben los exámenes eliminatorios y los cupos que tienen, por ejemplo, las carreras de Medicina de la UNC (donde ingresan poco más de 600) y de la UNVM (con alrededor de 60 ingresantes).

Como explicó un experto en derecho y legislación universitaria, “con el nuevo marco legal, sin una reglamentación aclaratoria específica, cualquier juez federal admitirá un amparo de un padre o de un estudiante que haya visto vulnerado su ‘derecho’ a cursar una carrera en las universidades públicas de la Argentina”.

Más preinscriptos

Fuentes de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC informaron que en las últimas semanas, probablemente a raíz de la difusión de la nueva legislación, se produjo un boom de inscripciones para los cursos de ingreso. “En los años anteriores, para esta fecha –explicó el vocero–, teníamos unos dos mil anotados; ahora tenemos cerca de cuatro mil”.

En Villa María, 300 jóvenes comenzaron los cursos de ingreso en agosto pasado, para quedar entre los 60 que estaban entrando por cohorte.

Autoridades de esas casas de estudios coincidieron en que si todos los preinscriptos comienzan a cursar la calidad académica no podría garantizarse. “Imagínese usted –graficó una autoridad universitaria– cómo serían las clases, las prácticas en laboratorios y sobre todo con pacientes con ocho comisiones de 500 alumnos cada una”.

Gestiones en Buenos Aires

En busca de soluciones para esta problemática, el rector de la UNC, Francisco Tamarit, viajó ayer a Buenos Aires para reunirse con funcionarios del Ministerio de Educación de la Nación. El objetivo que Tamarit y otros rectores llevaron fue que la cartera educativa le proponga a la presidenta Cristina Fernández un decreto reglamentario que permita los cupos en las carreras de Medicina. Según trascendió anoche, el objetivo estaría cerca de cumplirse.

La Voz del Interior

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online