Espectáculos

Con una profunda reflexión, Juana Repetto mostró cómo cambió su cuerpo a 10 meses de ser madre

Con una profunda reflexión, Juana Repetto mostró cómo cambió su cuerpo a 10 meses de ser madre

La actriz publicó algunas imágenes del antes y el después del nacimiento de Belisario; según explicó, durante el embarazo tuvo un “ascenso saludable” de peso y ahora lleva una rigurosa alimentación.

Juana Repetto reflexionó sobre el cambio del cuerpo luego de convertirse en madre por segunda vez en junio de 2021. La actriz aprovecha cada momento para hablar sobre las “consecuencias” de la maternidad en su figura y también se diferencia del resto de las famosas que se muestran impecables, descansadas y seguras de sí mismas. Desde los primeros días del nacimiento de Belisario, el hijo que tuvo con Sebastián Graviotto, relata los esfuerzos que hace para mantener un peso saludable.

“Lo prometido es deuda, tarde pero seguro, aquí mi antes y después de Belisario”, escribió la actriz en su cuenta de Instagram. Según explicó, durante el embarazo se metió en grupos donde había más personas con las mismas dudas que ella que querían tener “un ascenso de peso saludable” mientras transcurría el período de gestación. De esta forma, deslizó, logró “conseguir sus objetivos” que la ayudaron a lo largo de los nueve meses.

“Me ayudó a tener un ascenso mucho más saludable que el anterior, aparte de tener una psicóloga perinatal que nos contenía un montón y la nutricionista especializada en embarazos. Después me metí en un grupo de lactancia para poder ir volviendo a mi peso pero alimentándome adecuadamente amamantando”, narró.

Juana es madre de Toribio de cinco años y Belisario de diez meses y cada tanto comparte reflexiones sobre la maternidad, la crianza de los pequeños y cómo su cuerpo vuelve a ser lo que era. “Durante ese proceso fui bajando de peso muy tranqui, sin presión, contenida por el grupo, pero sobre todo poniendo el foco en la calidad y cantidad de lo que consumimos. Pudiendo sacarme el chip del peso y de la balanza, que no me hacía del todo bien, me frustraba y demás”, sostuvo.

Además, en la publicación que recibió cerca de 100 mil likes, contó que entendió y aprendió que si comía saludablemente y cambiaba los hábitos, los resultados venían solos y por eso explicó: “Y así fue, cuando relajé me hice el taller de comida real y luego el tratamiento individual lo que me terminó de enfocar en lo importante. Comida real, hidratación, ejercicio (mi pata floja, pero siempre las nutrís recordándome lo importante que es para la salud y el complemento ideal para el descenso) y organización”.

“Una vez que logré cuadrar todo eso no solo fue de gran ayuda para la alimentación de toda la familia, sino que también por consecuencia, vinieron los cambios físicos. ¡Casi sin darme cuenta! Hoy puedo decir que en casa adquirimos todos nuevos hábitos saludables. Comemos bien, todos podemos consumir los mismos alimentos, aumentamos el consumo de agua”, indicó. Por último, reconoció que hay algo en lo que aún está “floja” y que piensa implementar a la brevedad: “Me estaría faltando la actividad física, que juro voy a por ella”.

Juana utilizó algunas imágenes que compartió con sus seguidores a un mes de haber dado a luz a Belisario. En aquella oportunidad sostuvo que se mostraba “desnuda”, pero no precisamente en el sentido etimológico. “Un cuerpo que es el que amo porque gestó a mis dos hijos y alimentó más de 3 años a uno y está alimentando al segundo. ¡Gracias cuerpito por ser sano y por todo!”, reflexionó en aquella oportunidad.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online