Destacadas

Desde Sinpecaf cuestionan el «pobre» salario de empleadas de casas particulares

Desde Sinpecaf cuestionan el «pobre» salario de empleadas de casas particulares

La secretaria del gremio, María Bertea, explicó que pese al aumento del 28% el salario de las personas que trabajan 8 horas diarias no llega a 18 mil pesos.

«Como siempre muchas de las empleadas de las casas de familia son el sostén de una familia, es por ello que se hace muy difícil con este aumento», remarcó Bertea. A su vez, informó que es un trabajo que está siendo «desvalorizado».

Por otra parte, Bertea indicó que las empleadas de casas no es un trabajo para cualquiera.

Mirá la entrevista completa:

https://www.facebook.com/425323764186530/videos/411116680260146

El incremento

El incremento definido por la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares será del 28% y aplicable a los sueldos mínimos de todas las categorías del Personal doméstico.

La suma representada por ese porcentaje se pagará en tres cuotas definidas de la siguiente manera: 10% en diciembre 2020, 8% en febrero 2021 y 10% en abril 2021.

Además se estableció un 3% de aumento del adicional en las zonas desfavorables a partir de enero de 2021 con lo cual se incrementará del 25% actual al 28%, publica Iprofesional.

El acuerdo no contó con el apoyo de todos los gremios y fue rechazado por la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA) y el Sindicato de Empleadas en Casas de Familias de Entre Rios (SECFER), que se manifestaron en contra de “de tan escueto e insuficiente acuerdo salarial, que no alcanza ni a cubrir la inflación acumulada durante 2020”, según informa Clarín.

Desde mayo, el sueldo mínimo de los trabajadores de casas particulares formales o registradas es de $17.785,50 por jornada laboral completa y para tareas generales bajo la modalidad con retiro. Mientras que el valor de las hhora es $144,50. Limpieza, lavado, planchado, mantenimiento, elaboración de comidas son las tareas contempladas en esta categoría.

Las empleadas de casas particulares ya habían recibido un aumento del 10% en dos tramos: marzo y mayo, a través de la resolución 1/2020 de la Comisión, establecido también por la Comisión ya que sus haberes no se ajustan por el salario mínimo, vital y móvil porque está excluido de ese régimen.

El de casas particulares fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia y aunque fueron calificadas como beneficiarias del IFE, solo lo cobraron la mitad. Mientras que los empleadores, a su vez, quedaron excluidos del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Un sector castigado por la pandemia

Los gremios de las trabajadoras de casas particulares iniciaron el 11 de noviembre la paritaria de la actividad con el pedido de un aumento salarial de hasta el 100%, un bono extraordinario y la continuidad del IFE, un beneficio que percibían muchas empleadas domésticas por ser uno de los sectores asalariados de menores ingresos y más afectados por las restricciones durante la pandemia.

Las negociaciones se llevaron adelante por zoom en el marco de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde algunos sindicatos convocan protestas. De ese espacio participaron el titular del organismo, Roberto Picozzi, ocho gremios en representación de 1,4 millones de trabajadoras y dos entidades por los empleadores.

Nosotros pedimos 113 por ciento para no quedar abajo de la línea de pobreza“, dijo a iProfesional Matías Isequilla, asesor legal de la Unión de Trabajadores Doméstticos y Afines (UTDA). De esa manera, buscan que el salario de la categoría inferior (con retiro) supere el valor actual de canasta básica que marca la línea de pobreza y que en octubre fue de $39.735 para una familia de tres personas.

 

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24HS
Escúchanos las 24 hs Online