Dos intendentes también fueron imputados en la gran causa de evasión millonaria

Dos intendentes también fueron imputados en la gran causa de evasión millonaria

Destacadas
0

Daniel Salibi, el intendente de Mendiolaza y Cayetano del Valle Canto, intendente de Saldán, fueron imputados este miércoles por administración fraudulenta agravada en perjuicio de la Administración Pública, en la causa donde se investiga la emisión de facturas falsas.

Daniel Salibi, el intendente de Mendiolaza
Cayetano del Valle Canto, intendente de Saldán

La Justicia Federal entiende en esta investigación que se remonta al 2017, donde la falsedad vendría de una organización que emitía facturas electrónicas truchas y que operaba en varios lugares del país, para evadir impuestos como el IVA y Ganancias.

Justamente los fiscales federales de Córdoba Enrique Senestrari y Maximiliano Hairabedian determinaron la imputación.  También participa en la investigación el fiscal federal de San Francisco, Luis María Viaut.

La estafa (millonaria) se extendía con el robo de las claves fiscales a personas de bajos recursos, que por esta razón no podían acceder a planes sociales o conseguir trabajo.

Hubo cerca de 100 allanamientos en Córdoba y en otras provincias como Buenos Aires, Formosa, Chaco, Santa Fe y San Juan, donde resultaron detenidas unas 33 personas.

AFIP menciona que desarticuló una “usina de facturas truchas por un total de $2.800 millones”

A través de un operativo en conjunto la AFIP, el Ministerio Público Fiscal y la Justicia Federal de Córdoba desarticularon un entramado de estudios contables y empresas dedicadas a la generación de facturas “truchas” en los allanamientos realizados el lunes pasado en San Francisco, Devoto, Morteros y otros puntos del país.

Los nueve detenidos fueron trasladados a Córdoba.

Uno de los domicilios allanados en San Francisco.
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) junto con el Ministerio Público Fiscal y la Justicia Federal de Córdoba desarticularon un entramado de estudios contables y empresas dedicadas a la generación de facturas falsas.

Las estimaciones preliminares arrojan que las usinas de facturas apócrifas investigadas a lo largo de un año emitieron comprobantes por más de 2.800 millones de pesos. A través de esas “facturas truchas” se habrían facilitado maniobras de evasión de impuestos por 430 millones de pesos entre 2017 y 2020.

Entre las metodologías fraudulentas utilizadas por las estudios contables y empresas investigadas se identificó la apropiación de la Clave Fiscal de personas sin capacidad contributiva para generar facturas falsas que eran utilizadas para reducir el monto de los impuestos que debían pagar sus clientes.

Los delitos investigados son asociación ilícita, adulteración de registros, evasión calificada y administración fraudulenta.

Los operativos simultáneos realizados en distintas provincias fueron ordenados por el Juzgado Federal N°1 de Córdoba y el Juzgado Federal de San Francisco.

Los procedimientos que se desarrollaron a lo largo de dos días contaron con la participación de 328 agentes especializados de la Dirección General Impositiva (DGI) de distintas regiones del país, así como distintas fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.

Las tareas de investigación conjuntas permitieron, hasta el momento, más de 90 allanamientos y 33 detenciones.

Los allanamientos para desarticular el entramado de empresas y estudios contables dedicados a generar facturas apócrifas se realizaron en las ciudades de Córdoba, Río Cuarto, Cosquín, Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Santa Fe, Sunchales y Villa María, entre otras. Las medidas judiciales también contemplaron domicilios en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

La investigación conjunta fue impulsada por las Fiscalía Federal N°1 de Córdoba, la Fiscalía Federal de San Francisco y la Fiscalía Federal N°3 de Córdoba.

LOS DETENIDOS EN ESTA ZONA SON:

Uno de los aprehendidos es el gerente de la Mutual de Devoto, Domingo Benso. También detuvieron a otro contador, Diego Manzotti; y Mauricio Pizzi -exempleado del grupo cooperativo- y su esposa.

Mientras que en San Francisco los detenidos son el contador Miguel Montali y Lucas Zopetto, quien estaría relacionado a los negocios inmobiliarios.

Miguel Montali.

Otra de las localidades donde se dieron detenciones fue en Morteros. Allí aprehendieron a Omar Gianelli, a su hijo Agustín y a Pablo Darío Barbieri.

Los detenidos fueron trasladados a Córdoba a la UCA, establecimiento Penitenciario N° 9 (Unidad de Contención al Aprehendido), la ex cárcel de Encausados en donde permanecerán alojados por 14 días de acuerdo al protocolo de medidas sanitarias Covid 19, luego serán derivados a la cárcel de Bower o nuestra ciudad según disponga en servicio penitenciario.