El científico del Balseiro le contó a un ex compañero que su hermana tampoco está desaparecida

El científico del Balseiro le contó a un ex compañero que su hermana tampoco está desaparecida

Nacionales
0

Desde sus oficinas de un laboratorio de Long Island, Estados Unidos, el antiguo compañero de habitación de Antonio Manuel Gentile en el Instituto Balseiro contó a Clarín que él habló por teléfono con el físico argentino que fue denunciado como desaparecido y estaba vivo. Gentile le dijo que su hermana tampoco había sido detenida por la dictadura y que no está desaparecida, como trascendió. Y le dijo que todo el caso lo tenía “muy sorprendido”.

Peter Thieberger, de 82 años, aún trabaja como físico en el laboratorio nacional de Brookhaven en Long Island, Nueva York. Contactado por esta corresponsal, contó que había sido por tres años compañero de habitación de Gentile (hoy de 85) en el Instituto Balseiro de Bariloche, en el alojamiento que esa casa de estudios tiene para sus estudiantes.

Thieberger contó que hace algunos meses lo habían llamado desde la Comisión Nacional de Energía Atómica y le dijeron que estaban haciendo una investigación para averiguar qué había sucedido con los desaparecidos del Instituto. Y que se habían contactado con la esposa de Gentile y que ella les había dicho que su marido estaba bien, que estaba vivo y que vivía en Estados Unidos.

“Entonces me contactaron a mí para que verifique si realmente seguía vivo. Yo le mandé un fax y él me llamó por teléfono unos días después”, contó Thieberger. “No había duda de que era él porque su voz es inconfundible”, dijo.

Según reveló Clarín el fin de semana, Gentile, doctor en física Nuclear, recibió por varios años numerosos homenajes, se realizaron coloquios y charlas en su nombre y su fotografía acompaña cada acto en el que se recuerda a las víctimas de la represión del Estado en el Balseiro. Sin embargo, una comunicación interna del Instituto que circuló hace un mes afirmaba que Gentile vive en Estados Unidos junto a su familia. En todo este tiempo nadie supo de su existencia.

Antonio Gentile (terero desde la derecha) con sus compañeros del Instituto Balseiro de la promoción 1959

Antonio Gentile (terero desde la derecha) con sus compañeros del Instituto Balseiro de la promoción 1959

Según un expediente de la Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro, Gentile fue visto por última vez en noviembre de 1977 en un aeropuerto de Nueva York, en momentos en que supuestamente se dirigía hacia la Argentina para buscar a su hermana María Estela Gentile. La mujer había sido presuntamente secuestrada, y él viajaba a pedido de sus padres que residían en Mar del Plata.

Sin embargo, Thieberger dijo que en la conversación que mantuvo con Gentile, él le aclaró que no tenía una hermana desaparecida o que hubiera sufrido algún problema. “Me dijo que la que tuvo problemas en la dictadura fue su cuñada, pero que ella está bien, viviendo también en Manhattan”, señaló.

Thieberger contó que la última vez que vio a Gentile fue en el año 73 o 74. “Lo visité con mi señora en el departamento donde vivía con su esposa en Manhattan”, señaló. Se había alejado de la física. “En ese momento estaba trabajando de forma independiente, me dijo algo sobre una empresa de exportación e importación”, contó. “Estaba en cuestiones de negocios”.

Luego señaló que “no lo vimos nunca más y pensábamos que había muerto, como todo el mundo”. Cuando hace pocos meses volvió a contactarse con él, Gentile dijo que desconocía que figuraba como desaparecido. “El no sabía, estaba muy sorprendido”. Los viejos compañeros de habitación, según contó Thieberger, quedaron en volver a verse “algún día en el verano”.

Clarín