Los exguerrilleros de las FARC secuestraron a una pareja ecuatoriana

Los exguerrilleros de las FARC secuestraron a una pareja ecuatoriana

Internacionales
0

 Los exguerrilleros que mataron a los tres miembros de un equipo periodístico ecuatoriano volvieron a golpear contra objetivos civiles, con el secuestro de dos personas en la peligrosa tierra de nadie en que se convirtió la frontera de Ecuador y Colombia.

Se trata de una pareja de mediana edad, identificados como Oscar Villacís y Katty Velasco, secuestrados en la provincia fronteriza de Esmeraldas, según informó el gobierno ecuatoriano.

“El último contacto telefónico lo tienen en la noche del miércoles con la familia y posteriormente el jueves en la noche se recibe un mensaje de texto, que está siendo analizado por su contenido”, dijo en conferencia de prensa el ministro del Interior, César Navas.

Pero el misterio de su paradero se aclaró de manera dramática con un video enviado al gobierno por Walter Artízala, alias “Guacho”, el mismo que estuvo detrás de las muertes de los tres miembros del equipo periodístico del diario El Comercio, el fin de semana.

Guacho, el líder del Frente Oliver Sinisterra, que desde hace semanas siembra el terror en la frontera, envió el video como prueba de vida y volvió a encender todas las alarmas entre las autoridades.

El video muestra a los dos secuestrados, maniatados y flanqueados por dos hombres de espaldas, armados y con vestimenta militar. Le piden al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, que los ayude para que no corran la misma suerte que los dos periodistas y el chofer asesinados por Guacho y sus secuaces, todos ellos disidentes de las FARC que no se sumaron a la reconversión del resto de la guerrilla.

En una súplica desesperada, los rehenes le ruegan al gobierno que no vacile en ceder en las exigencias de los criminales. “Señor presidente, se le dice a usted que por favor nos ayude, que nos dé la mano, que no nos pase lo que les pasó a los periodistas, nosotros tenemos hijos, tenemos familia que ir a ver al Ecuador (…) Deles lo que ellos quieran para que nos suelten y nos dejen libres”, suplica Villacís.

Navas señaló que los delincuentes exigen la puesta en libertad de otros miembros de su organización, pero afirmó que no dará el brazo a torcer. Guacho “intenta nuevamente jugar con el Ecuador, pretende que cumplamos con sus exigencias”, dijo el ministro.

El video llegó a las autoridades vía WhatsApp, y solo después de varias horas se logró identificar a las víctimas, mientras los equipos especializados de la policía ecuatoriana trataban de tomar contacto con los secuestradores y establecer un comité de crisis.

“No se puede romper un Estado de Derecho, cualquier acción que se tome será ceñida al mismo”, precisó, rechazando concesiones fuera de la ley.

El nuevo secuestro profundiza el drama en un país todavía conmocionado por las muertes del periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el chofer Efraín Segarra (60), cuyos cuerpos aún no fueron encontrados.

Los tres fueron secuestrados el 26 de marzo pasado, cuando hacían un reportaje sobre la violencia que azota la frontera de Ecuador y Colombia por el narcotráfico. El Frente Oliver Sinisterra, liderado por Guacho, suspendió anteayer la entrega de los cuerpos a la Cruz Roja, como estaba previsto, alegando acciones militares en curso.

El ministro Navas calificó la estrategia de los secuestros como un “juego macabro”, y afirmó que Ecuador ejercerá “toda la presión militar y policial necesaria” para recobrar la calma en la frontera, donde grupos armados se financian con el narcotráfico derivado de la cocaína, y otras actividades ilegales campan a sus anchas, ante la impotencia de las autoridades .

En ambos lados de la frontera, en acciones coordinadas, brigadas militares de los dos países buscan dar con Guacho, que se mueve con unos 80 combatientes en una zona estratégica para la salida de la droga. Allí también ejerce influencia la mafia mexicana.

Colombia y Ecuador comparten una frontera de 640 kilómetros, desde el Pacífico hasta el Amazonas, donde operan con relativa facilidad grupos armados de delincuentes, narcotraficantes y exmiembros de las FARC.

Navas dijo que con sus acciones los disidentes de las FARC buscan seguir sacando “su droga por Ecuador”, por el río Mataje. “Nosotros, de forma decidida desde el año anterior, frenamos este tráfico y hoy tenemos su arremetida y represalia, que sin duda es dolorosa y ha cobrado vidas”, señaló.

“Guacho no actúa solo, creo que hay una agenda que no conocemos que está manejando los hilos y justamente en la imprevisibilidad de sus acciones está su fortaleza”, sostuvo por su parte el experto en seguridad ecuatoriano Daniel Pontón.

El presidente Moreno puso una recompensa de 100.000 dólares por información que permita dar con Guacho y su gente, y el lunes anunció un ultimátum de diez días para que se entregue a la justicia o enfrente su muerte. También fijó el mismo plazo a las fuerzas de seguridad para perseguir su rastro, localizarlo y capturarlo.

Esperan por los cuerpos de los periodistas

El ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, dijo ayer que Bogotá y Quito aguardan las “coordenadas” para el rescate de los restos del equipo periodístico ecuatoriano, por parte del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

“Nos dirá el CICR cuándo y en dónde tiene las coordenadas de localización de los cuerpos y qué requieren del gobierno de Colombia o del Ecuador para que su operación sea exitosa y expedita. Esas coordenadas son una exigencia primaria”, manifestó Villegas, en un comunicado de prensa divulgado en Bogotá.

La Nación