Internacionales

Estados Unidos y Turquía prometieron intensificar la lucha contra el Estado Islámico

Barack Obama y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, reafirmaron su compromiso de frenar el avance del ISIS. Acordaron fortalecer «a los elementos de la oposición moderada»

[divider][/divider]

En una conversación telefónica tras los atentados del pasado sábado en Ankara en los que murieron 99 personas, y semanas antes de la visita de Obama a Turquía, donde participará en la cumbre del G20, ambos mandatarios discutieron sobre la cooperación para contraatacar al grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Siria.

Los dos países se habían comprometido a luchar contra los extremistas pero los bombardeos aéreos de Turquía se han centrado en la milicia kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Obama y Erdogan destacaron la «necesidad urgente de poner fin a los ataques del PKK en Turquía», según la Casa Blanca, mientras Obama «presentó sus condolencias, así como la solidaridad estadounidense, a las amenazas contra la seguridad a las que Turquía hace frente».

«Los dos líderes reafirmaron su objetivo común de incrementar la presión militar sobre el ISIS y fortalecer a los elementos de la oposición moderada en Siria para crear las condiciones de una solución negociada al conflicto, incluyendo una transición política».

Estos esfuerzos en Siria se han visto complicados por el apoyo de Rusia e Irán al presidente Bashar al Assad y los bombardeos aéreos de Moscú a sus oponentes, muchos de los cuales no están vinculados con el EI.

Infobae

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online