Destacadas

Joven escritor publicó su escrito un libro de habla hispana

Juan Ignacio Rocha, fue seleccionado para publicar una narración en un libro denominado Autor, que alberga una recopilación de 100 autores de habla hispana.

[divider][/divider]

Juan Rocha es un joven de nuestra ciudad que entre sus facetas se encuentra la de escritor. Hace poco logró que una de sus narraciones sea publicada en un libro de habla hispana de España.

«Estaba en mi departamento y una de mis mejores amigas me dice participá de esto, es una empresa de España que tiene proyectos culturales entre ellos un libro que se llama «Autor», señaló Juan.

El proyecto pedía un texto de hasta 2000 caracteres, sin importar el contenido. El único requisito era tener de 18 a 35 años y de habla hispana.

«Mandé un texto que tenía redactado hace unos años y otro más que hice el año pasado», al tiempo le llegó un correo que lo felicitaba por quedar preseleccionado.

«Es una narración que habla de lo que nosotros sentimos cuando estamos por hacer algo y sabemos que no tenemos que hacerla pero no nos podemos controlar», comentó el joven escritor.

Además Juan está en un interesante proyecto: escribir una novela, la cual ya tiene una parte desarrollada.
A continuación el texto que Juan escribió y fue publicado en el mencionado libro:
“De los besos en el cuello a las mordidas en la oreja. Del chupón impertinente en el pecho al violento doblez que sufre el cuerpo con un beso en la ingle. De las miradas a las sonrisas. De la pasión al amor… de todo eso a todo esto… hay un límite que se cruza. El miedo a lo prohibido desde el principio de la creación: un árbol, una manzana y dos seres humanos de carne y hueso bastaron para que aprendiéramos el cuento de que había cosas que no se debían hacer. Y lo aprendimos, oh… sí que lo aprendimos, Señor, pero nadie… nadie nos enseñó jamás a aceptarlo. Ahí está lo prohibido, en el pecho vibrando y creando emociones, en la boca gestando saliva, en la mente generando escenarios imaginados que quizá nunca sucedan. Emociones que caen unas tras otras, las ideas y las fábulas, los inventos que la mente crea para conseguir un permiso para que lo prohibido pase a este lado del límite, a este lado de la realidad, de la legalidad, de lo permitido… de la acción. Entonces, cuando ya estás ahí enfrente y sentís la respiración corta de su nariz contra la tuya, y las frentes se unen y las mentes viajan al barrio que hay detrás de las estrellas, y las hormonas usan la cabeza de coctelera y el corazón de copón… es ahí, cuando le permitís que te mire de cerca, piel con piel para que tuerza el rostro y te besé con los labios húmedos. En ese preciso instante en el que te dejás llevar, ya no existe lo prohibido, no existe lo legal ni lo ilegal… porque el universo se apaga sólo esos segundos, quizá minutos, para que encuentres la paz que buscabas. Y ahí es cuando, eso que pensabas antes, que con una vez que probaras lo prohibido todo se iría, que con un único beso, que con una última noche de pasión, todo sentimiento se esfumaría de tu sistema, hoy te confunde, hoy te enloquece… porque la trampa en este cuento del pecado, fue no contarnos jamás, cuántas veces volvieron Adán y Eva a comer de esas manzanas»
COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online