La mitad de lo que gastan los más pobres se va en comida

La mitad de lo que gastan los más pobres se va en comida

Provinciales
0

POR PABLO PETOVEL. La comida representa casi la mitad del gasto de los más pobres. Son 394 mil hogares de la Provincia de Córdoba que gastan por mes menos de $ 5 mil en alimentarse.

El aumento de los alimentos de la canasta básica es uno de los grandes problemas por los que pasan las familias cordobesas. Productos elementales como la leche, el aceite o el pan aumentaron muy fuerte en 2016 (incluso por encima de la inflación promedio) y no “aflojaron” en el primer cuatrimestre de este año. Esto provocó (y sigue provocando) el quebranto de numerosas economías domésticas.

Sin embargo, el “golpe” no es parejo, no le “pega” igual a todos: el drama es significativamente mayor en el caso de las familias más pobres de Córdoba, las más frágiles, donde el porcentaje de los ingresos que se destina a la compra de alimentos y bebidas es, en relación, mucho mayor que en los hogares medios y altos.

“En los hogares más pobres, el aumento de los alimentos impacta mucho más. Y es más grave aún si se tiene en cuenta que la mayoría de esos hogares, por ejemplo, no tiene gas natural y se calefacciona con garrafas, que subió incluso por encima de las tarifas de Ecogas”, explicó a Día a Día Juan Pablo Carranza, economista, docente e investigador de la Universidad Nacional de Córdoba y la UE Siglo 21.

Vamos a los números. Los hogares del Decil 1 de la provincia de Córdoba, los más pobres, usan en promedio 5.052 pesos por mes entre todos sus gastos. De ese valor, 2.640 se van en alimentos y bebidas. “Esto representa el 52% del total de gastos en bienes de consumo, un porcentaje mucho más alto que en los hogares con gastos más elevados. En el Decil 10, por ejemplo, la comida representa apenas el 24%”, explicó Carranza, quien es director del Instituto de Investigaciones Córdoba-Ciudad.

Los datos pertenecen a toda la Provincia de Córdoba y provienen de la Encuesta Nacional de Gastos de Hogares (Indec, 2012/2013), con montos actualizados a abril de 2017 en base al Índice de Precios al Consumidor de la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos de San Luis.

En el decil siguiente, el 2, del total de gastos mensuales promedio de cada hogar ($ 9.322), se destina el 40% a adquirir los bienes necesarios para preparar las comidas y bebidas diarias. Esto es: 3.721 pesos por mes.

Algo similar sucede en los deciles 3 y 4, donde las familias gastan –en promedio por mes– entre 3.679 y 4.912 para comida y bebida. En el caso del Decil 4, por ejemplo, el gasto en “morfi” representa el 44% del total.

Recién a partir de hogares con ingresos superiores, con gastos por hogar arriba de los 17 mil pesos mensuales, la incidencia de los alimentos y bebidas empieza a caer hasta llegar a incidir en un 24 por ciento. Eso ocurre en el Decil 10.

“El tema de pobreza analizada a partir de los ingresos tiene más que ver con la cantidad de gente que integra los hogares, que con los niveles de los salarios de los integrantes. Está más relacionada con la composición del hogar, que con el ingreso en sí”, explicó Carranza, y amplió: “Se puede creer que los que están en los deciles más altos tienen grandes sueldos, pero no depende tanto de eso como de la cantidad de personas que hay en cada hogar”.

Esta diferencia es grande. En Córdoba, el promedio de personas por hogar en el Decil 10 es de 1,93 (dato del último trimestre de 2016), mientras que se eleva a 4,1 integrantes en el Decil 1. Esto hace que con los mismos ingresos, haya muchos más gastos asociados: hay que darle de comer a más gente, más gasto en transporte, más en salud, educación, vivienda, etcétera.

“Un empleado de una metalúrgica, por ejemplo, que vive sólo o en pareja, quizás esté en un decil alto, mientras que su compañero de trabajo, que gana lo mismo, pero está casado y con tres o cuatro hijos, cae debajo de la línea de pobreza”, ejemplificó el economista.

Comiendo con poco y nada. Con los mismos datos se puede advertir que del total de hogares de la provincia, hay 394 mil (los de los deciles 1 al 4) que comen con menos de 4.912 pesos (el promedio del Decil 4). Esto se traduce en alrededor 1,4 millón de personas; de esas, 420.700 tiene menos de 14 años.

Los más complicados son los 99 mil hogares del Decil 1, que gastan en promedio 2.640 pesos en comida. Allí hay 409 mil personas (138 mil son menores de 14).

Día a Día – Vía Córdoba