Internacionales

La Unesco comenzó a tratar la incorporación de Kosovo

UNA TREINTENA DE JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO Y UNOS 150 MINISTROS DE EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA RESOLVERÁN EN LA CONFERENCIA GENERAL DE LA UNESCO QUE SE LLEVARÁ A CABO DESDE MAÑANA, SI KOSOVO SE CONVERTIRÁ EN EL MIEMBRO 196 DE LA ORGANIZACIÓN.

[divider][/divider]

Hasta el 18 de noviembre, cuando concluya la conferencia, podrán pronunciarse sobre este y otros asuntos los países que estén o se pongan al día en sus aportes.

La polémica demanda llega al máximo órgano de la Unesco siete años después de la declaración unilateral de independencia de la antigua provincia serbia.

Desde la semana pasada cuenta con el apoyo del Consejo Ejecutivo de la organización, apoyado en la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque muy dividido, este órgano que prepara los trabajos y dosieres de la Conferencia dio su visto bueno por 27 votos a favor, 14 en contra y 14 abstenciones.

Hasta ahora más de cien países ya reconocen la soberanía de Kosovo, entre ellos EEUU y casi todos los europeos, no es el caso de España, Rusia, India, Brasil, China ni Serbia
Sin embargo, para ser Estado miembro de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Kosovo deberá convencer a dos tercios del pleno compuesto por 195 países.

La votación será, en principio, el próximo día 9, aunque la fecha podría retrasarse, precisan en la Unesco, según informa la agencia de noticias EFE.

Hasta ahora más de cien países ya reconocen la soberanía de Kosovo, entre ellos Estados Unidos y casi todos los europeos, pero no España, junto con Rusia, India, Brasil, China, y por supuesto Serbia, país que estima la demanda carente de fundamento «jurídico, político y moral».

Entre las grandes prioridades del encuentro bienal, que este año coincide con el 70 aniversario de la Unesco, fundada tras la II Guerra Mundial para «erigir los baluartes de la paz en la mente de los hombres», al ser en ellas donde nacen las guerras, estará también aprobar las actividades y el presupuesto para los próximos dos años.

Estados Unidos asistirá como observador y no podrá votar pues interrumpió sus aportes económicos junto con Israel en 2011, tras la Conferencia General que aceptó a Palestina como Estado miembro.

La agencia perdió así por segunda vez a su principal socio contribuyente, lo que le condujo a una grave crisis presupuestaria de la que todavía no se ha recuperado.

La situación no es nueva: en 1984, junto con Londres y Singapur, Washington abandonó por primera vez la Unesco en protesta por la política y derroches del entonces director general, el senegalés Amadou Mahtar M’Bow, y solo retornó en 2003, 19 años después.

En un comunicado, la Unesco subrayó «la presencia» el día 6 del subsecretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, «en un acto de alto nivel sobre cómo combatir el extremismo mediante la educación».

Telam

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online