Provinciales

Pedirán una figura más grave para la imputada

Para los abogados que asisten al hombre cuyos genitales fueron mutilados, la mujer que está imputada de “lesiones gravísimas calificadas por el vínculo” debe ser pasible de una figura penal más severa porque su cliente estuvo a punto de perder la vida.

S.F. (40), cuando regresó a su hogar tras ser dado de alta, admitió que la asistencia técnica legal fuera compartida por Eduardo Pérez y Felipe Trucco, quien se sumó ayer. Ambos letrados se presentaron en la Fiscalía de Violencia Familiar del 2° Turno de la ciudad de Córdoba, a cargo de Bettina Croppi, y presentaron un escrito para ser admitidos como querellantes.

Allí tuvieron acceso al expediente, luego de que la imputada, B.B. (26), prestó declaración indagatoria el jueves.

Después de imponerse de la amplia prueba que existe en la causa en contra de la posición de la detenida, Pérez y Trucco adelantaron que entienden que a la joven puede caberle una calificación legal más grave.

S.F. salvó providencialmente su vida, gracias a la asistencia que le brindó una estudiante de medicina que vive en un departamento vecino al de B.B., en Chacabuco al 580, Nueva Córdoba. Allí se produjeron las lesiones en los genitales del hombre con una tijera de podar.

El corte del pene y de parte de los testículos provocó una profusa hemorragia que lo dejó al borde del shock hipovolémico y de perder la vida, lo que habilitaría a pedir un agravamiento, según entienden los abogados de la víctima.

Desdoblada, pero no tanto

La defensa, representada por el abogado Carlos Nayi, denunció que la drástica acción de B.B. se produjo en respuesta a una supuesta violación de este hombre, quien era su amante.

Después de pedir que se denuncie el abuso, y tras más de siete horas de indagatoria, Nayi solicitó a la fiscal Croppi que le envíe una copia a su par de Delitos contra la Integridad Sexual, Ingrid Vago.

Esa “denuncia” llegó ayer a las 14 a manos de la fiscal Vago, quien comenzó a analizarla.

Más allá de que en ámbitos tribunalicios la versión del ataque sexual sigue sin tener sustento, muchos dan por descontado que Vago devolverá el expediente a Croppi para que continúe como única instructora de la causa.

Por ello, en Tribunales no todos hablan de causa “desdoblada”.

En el medio de todo esto, ayer la fiscal de Violencia Familiar emitió un decreto en el que intima “a las partes a guardar el secreto que impone la ley”.

La medida tiene que ver con la difusión que el abogado Nayi hizo de parte del contenido de la indagatoria a la que el jueves fue sometida B.B.

Si bien después de ese trámite se entrega a los abogados una copia de las actuaciones, se les exige guardar secreto “hacia afuera” porque deben estar reservadas “para las partes con interés en el proceso”.

Ayer Croppi cuestionó que parte del contenido haya sido divulgado a la prensa.

La Policía, en contra de la viralización de fotos

En una nota interna de Jefatura, se les recordó a los jefes que no deben usarse las redes sociales  para compartir imágenes de operativos. “El no cumplimiento de lo ordenado será pasible de sanción disciplinaria”, se indicó.

La Voz del Interior

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online