Nacionales

Piden 25 años de cárcel para un juez acusado de apañar a los narcos

El magistrado, de Orán, está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita destinada a favorecer a narcotraficantes con resoluciones judiciales.

Luego de 15 meses de audiencias, por las que pasaron unos 200 testigos, el juicio contra el ex juez federal de Orán Raúl Reynoso (60) entró en la etapa de alegatos.

Considerado durante años como «el luchador número» uno contra el tráfico de drogas en el noroeste argentino (NOA), Reynoso terminó preso en mayo de 2016, acusado de cobrar coimas para proteger narcos.

Su caso es el antecedente más directo del proceso que, por estos días, tiene en el centro de la escena al juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila.

Reynoso quedó detenido no bien decidió renunciar a su cargo. Desde entonces vive en el penal de General Güemes y cifra sus esperanzas de pasar en su casa las fiestas navideñas en un pedido de prisión domiciliaria, alegando razones de salud.

Ademas de las acusaciones ventiladas en el juicio, tiene otras causas en etapa de instrucción, entre ellas una por beneficiar al narco Delfín Castedo y otra por el faltante de 11 kilos de cocaína que estaban bajo resguardo en su juzgado.

«Esta querella acusa a Raúl Reynoso como autor voluntario y responsable del delito de asociación ilícita en carácter de jefe en concurso real con concusión y prevaricato«, sintetizó en su alegato, según Télam, Carlos Garmendia que, como querellante, representa a Bruno Mazzone y Pablo Meneses.

El abogado también pidió que el ex juez le restituya a cada uno de sus clientes la suma de 500.000 pesos más intereses y actualización. Esa fue la coima que, de acuerdo a la investigación, pagaron en su momento

Mazzone y Meneses habían denunciado que desde el juzgado federal de Orán les pidieron medio millón de pesos a cada uno para liberarlos en una causa que, según su planteo, había sido armada. Y, en definitiva, fueron sobreseídos por el reemplazante de Reynoso, resolución que  la Cámara de Apelaciones confirmó.

Reynoso- a quien de chico le decían «Cigüeña» por sus piernas flacas, según recordó Garmendia en su alegato- llegó al debate procesado como «jefe» de la organización. Con él están acusados los abogados María Elena Esper (74), Ramón Valor (54), Arsenio Eladio Gaona (55) y René Gómez (79); el jefe de despacho del juzgado, Miguel Ángel Saavedra (57); el ordenanza César Aparicio (60) y su hermana, Rosalía Aparicio (67).

De acuerdo al calendario que difundieron entre las partes los jueces del Tribunal Oral Federal N° 1 de Salta, luego de los alegatos de los fiscales Carlos Amad y Francisco Snopek se pasará a un cuarto intermedio durante toda la feria judicial de enero.

La idea es retomar las audiencias el 4 de febrero, momento en el que alegarán las nueve defensas. Entonces sí, ya para fines de febrero, se llegaría al veredicto en un caso de corrupción judicial que ya se convirtió en emblemático.

C

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online