Destacadas

Primer remate presencial después de un año y medio de pandemia

Primer remate presencial después de un año y medio de pandemia

Este sábado 18, a partir de las 14 horas, se realizará el primer remate presencial después de un año y medio de virtualidad. El evento, impulsado por los martilleros públicos Fernando Panero y Mario Sclerandi, se llevará a cabo en la Estación de Servicio «Sol», sobre boulevard 25 de Mayo esquina con Urquiza.

Con las medidas de protocolos correspondientes, los interesados podrán acercarse a la locación a ofrecer sobre diferentes productos, como estanterías, mostradores, exhibidores, mesas, sillas, juego de herramientas, heladeras, tachos expendedores de combustible, aceites, entre otros.

Hablamos con los martilleros públicos, Mario Scalerandi y Fernando Panero. «Es una alegría porque podemos volver a un remate presencial después de un año y medio sin poder hacerlo», expresó Fernando, quien, además, dio detalles sobre la preparación para el evento: «Bastante fue la preparación y vamos a tener que cumplir con los protocolos de covid. Esta todo preparado, estamos esperando a la gente. Hicimos bien el distanciamiento, están todos los bienes exhibidos, lamentablemente no podemos hacerlo en un lugar cerrado sino que tiene que ser al aire libre, por eso estamos armando en el patio, en la parte posterior de la estación de servicio».

En torno a los protocolos que se llevarán a cabo, Mario explicó: «Lo que le pedimos a la gente es tapabocas, nosotros vamos a estar tomando nota de las personas que van entrando, alcohol, y no va haber cantina, no va a haber bebida, vamos a estar distanciados de las personas que sean del público para poder subastar y vamos a tratar de cuidarnos entre todos».

«Ya hemos tenido un remate presencial en la provincia de Santa Fe y nos ha ido bien. La gente entiende, la gente tiene ganas, hace mucho que no va a un remate,  es una linda oportunidad, hay muy buena mercadería», remarcó el martillero público.

Sobre las diferencias entre los remates virtuales y presenciales, Fernando destacó: «Presencial lleva más tiempo de armado aunque virtual lleva muchas más horas de computadoras». Y Mario agregó: «En el virtual dependemos de gente que sabe cosas que nosotros no sabemos, que son los que nos manejan el programa. Nosotros acá armamos y entendemos, en cambio en la virtualidad al estar trabajando con un programa, con internet, de otra forma, dependemos de otras personas».

«La idea es que la gente venga, que compre, que se lleve las cosas por favor hoy, porque tenemos que entregar todo desocupado más tardar mañana a la tarde», pidió Fernando.

Entre los bienes que se exhiben, detalló que hay «cosas que muy interesantes que a cualquier vecino de la ciudad le sirve». Y especificó: «A los que le gustan lavar los autos por ejemplo, tienen renovador de caucho, tienen silicona, desodorante, pinitos para ponerlos adentro para que quede con un perfumito hermoso».

«Tenes todo lo que es línea de aceites, grasa de litio, que se usa mucho para un montón de cosas. Si un su casa chilla la puerta, le pones grasa de litio», dijo, y especificó que hay además estanterías, mesas, sillas que eran del comedor, mostradores, surtidores, entre otras cosas.

En este sentido, Mario agregó: «Hay unas góndolas muy lindas, heladeras exhibidoras, hay una mezcla para que puedan utilizar todo».

Sobre las sensaciones de regresar a los remates presenciales, Fernando comentó: «Es distinto, tiene otro sabor, aparte a la gente le encanta, ayer muchísima gente por la tarde a revisar las cosas, esta mañana arrancaron desde las 8 de la mañana gente que pasa a ver y en el virtual eso no sucede, es muy frio, lo ves a través de una pantalla y estas esperado del otro lado que te hagan una oferta. Acá hay una interacción con la gente que es mucho más divertida y mucho más linda».

«Volvemos a ver clientes que hace años que no vemos, algunos han aprendido a manejarse en la virtualidad y otros no. Estamos esperando a gente que nos ha hablado, que son amigos de años, que son esenciales», expresó Mario. En consiguiente, Fernando cerró: «Hay gente que hace 200 kilómetros para venir a un remate, que eso también es interesante y a nosotros nos enorgullece que vengan».

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online