Internacionales

Reabrieron tiendas, pubs y restaurantes y miles de londinenses se vuelcan a las calles

Reabrieron tiendas, pubs y restaurantes y miles de londinenses se vuelcan a las calles

El inusual frío no impidió que miles de personas formaran colas fuera de las tiendas de Londres. Jugueterías, peluquerías y otros comercios minoristas no esenciales, como restaurantes, cafeterías y pubs, reabrieron sus puertas por primera vez desde mediados de diciembre.

Miles de personas inundaron este lunes las calles de Londres para hacer compras, disfrutar de una cerveza en un pub o ir a la peluquería por primera vez en casi cuatro meses, luego de que el Gobierno diera otro paso en su plan de alivio gradual del confinamiento por el coronavirus en Inglaterra tras una fuerte disminución de casos y muertes.

Las tiendas, jugueterías, peluquerías y otros comercios minoristas no esenciales, como restaurantes, cafeterías y pubs, reabrieron sus puertas por primera vez desde mediados de diciembre pasado, luego de que el primer ministro Boris Johnson confirmara la semana pasada el inicio, este lunes, de la fase 2 del plan de desconfinamiento por etapas.

“Estoy seguro de que será un enorme alivio para los dueños de los comercios que han estado cerrados tanto tiempo, y para todos los demás es una oportunidad para volver a hacer algunas de las cosas que nos gustan y que hemos extrañado”, dijo el premier.

“Urjo a todos a continuar comportándose de manera responsable” mientras avanza la vacunación contra la Covid-19, agregó Johnson.

Esta mañana, el clima muy frío, muy poco usual para esta época del año, no impidió que se formaran enormes colas fuera de las tiendas de Oxford Street, ubicada en el centro de Londres, una de las calles más comerciales del mundo.Mucha gente esperó horas para poder entrar a grandes tiendas como Primark, Zara y Uniqlo y los grandes almacenes Selfridges y John Lewis, mientras que otros se agolparon en las mesas al aire libre de cafeterías y bares.

Los consumidores también se apegaron a las normas de higiene y distanciamiento social, usando barbijos y limpiando sus manos con alcohol en los dispensers colocados en los ingresos de cada negocio.

Las personas que ingresen deben registrarse utilizando una aplicación de rastreo del coronavirus del sistema de salud público, conocida como “NHS Test & Trace”. Si bien las personas pueden disfrutar de reunirse al aire libre, en grupos de seis, la restricción social en el interior de bares y restaurantes seguirá rigiendo hasta el 17 de mayo, por lo que muchos establecimientos del rubro continuarán cerrados.

“Me alegra volver a ver a la gente después de tantos meses y tanta incertidumbre que provocó el cierre. Es extraño, pero necesitaba esto, sentir el ruido de la ciudad, ver a la gente y tocar lo que compro”, dijo Francesca, una italiana de 25 años, en declaraciones a Télam mientras esperaba ser atendida en un local de Selfridges.

Ewa Krawiec, una joven de origen polaco, contó que hizo cola durante dos horas antes de que abriera John Lewis, una de sus tiendas preferidas, ya que debía ir a trabajar antes del mediodía y no quería perderse la reapertura de los negocios después de tanto tiempo.

“Estoy feliz de salir y ver todo abierto, pero no voy a negar que me dio tristeza ver muchas tiendas cerradas en esta calle y que ya no volverán a abrir. Fue muy angustiante la cuarentena, muchos de mis amigos perdieron sus trabajos y otros tuvieron que regresar a sus países de origen”, agregó.

Amín, de 37 años, que no quiso dar su apellido, vendedor de souvenirs en uno de los tantos locales ubicados a lo largo de Oxford Street, resaltó la afluencia de la gente que según él se triplicó con respecto a la semana anterior.

“Estamos muy emocionados de abrir nuevamente. Ha sido un año difícil para nosotros”, dijo.

El Reino Unido, el país europeo más golpeado por la pandemia, con más de 126.000 fallecimientos, informó este domingo sólo siete muertes por coronavirus, el número más bajo en aproximadamente siete meses. En tanto, el Ministerio de Salud reportó este lunes 3.568 nuevos casos en las últimas 24 horas y otras 13 muertes en todo el Reino Unido.

Con el plan de vacunación contra el coronavirus lanzado en diciembre pasado, 31,8 millones de personas, o al menos el 47,6% de la población, ya ha recibido una primera dosis de la vacuna.

Inglaterra entró en su tercer confinamiento el 5 de enero, en medio de picos de 70.000 contagios y unas 1.800 muertes diarias por coronavirus atribuidos a una variante más contagiosa del virus detectada por primera vez en el sureste de la nación.

Un estudio del Colegio Imperial de Londres mostró la semana pasada que las infecciones por coronavirus cayeron alrededor del 60% en marzo en Inglaterra gracias al confinamiento y al avance de la vacunación.

El levantamiento gradual de las medidas en Inglaterra comenzó el mes pasado con la reapertura de colegios y menos restricciones de reunión al aire libre.

La siguiente fase debería empezar el 17 de mayo, con menos limitaciones para las reuniones todavía, la vuelta del servicio en interiores de pubs y restaurantes y la reapertura de cines y teatros, así como eventos deportivos para 10.000 personas.

La última etapa debería arrancar el 21 de junio, con la eliminación de todas las restricciones enfocadas en el contacto social.

COMPARTIR