Sin categoría

«Sin educación no somos nada»

«Sin educación no somos nada»

Paola Actis visitó los estudios de Radio Estación 102.5 para dialogar sobre la experiencia de su familia en las clases virtuales y comentó sobre el reclamo que llevan adelante padres de alumnos por las desiguales de condiciones para el acceso a la educación digital. «Sin educación no somos nada», expresó.

«Recién este año mis hijos pueden tener acceso al internet, hace menos de dos meses, y a tener un aparato, y tengo tres chicos», analizó sobre su situación. Y agregó: «El año pasado fue caótico, los dos chicos más chicos míos de 13 años y de 10, tienen problemas de discapacidad, van a terapia con diferentes profesionales, más de una vez tuve que decirles que no porque no tenia como cargar el celular porque no tenia crédito para que los puedan tener sus terapias, ni hablar de las clases».

Actis considera «perdido» el año 2020 en cuestión educativo de sus hijos. «Joaquín, el del secundario, el año pasado estaba en primer año: en todo el año se conectó dos veces a las clases virtuales, que justo daba cuando podía ir de la maestra integradora o si yo lo llevaba a algún lado que había», relató.

«Los niños tienen derechos, y la educación es uno y acá no les están dando el derecho a la educación», comentó. Y cuestionó: «Acaso el gobierno, ¿Qué quiere?, ¿gente ignorante?, ¿para seguir manteniéndolos con planes? ¿para seguir manteniéndolos con plata de arriba, con bolsones?. No, lo mejor es estudiar, ganarse las cosas por uno mismo, y eso es lo que queremos, que nuestros hijos estudien y donde corresponde».

La mamá remarcó que en los establecimientos educativos se respetan los protocolos de higiene y seguridad, que evitan la propagación del virus puertas adentro de las instituciones. «Es en el único lugar que más lo respeta, porque vos pasas por canchas de clubes y no hay uno con barbijo; no podes llevar a tu hijo a la plaza, pero pasas por un lugar y hay 50 o 60 personas jugando a las bochas y nadie dice nada», reclamó.

Sobre las criticas recibidas de los padres que están en contra de las clases presenciales, remarcó: «Lo más suave que recibimos es «que se te mueran los chicos a vos». En este sentido, profundizó: «Cuando yo veo que mucha gente se cierra en que no quieren, perfecto: vos no estas de acuerdo, se entiende y se respeta, pero que no se cierren en su vereda, que vean en la vereda del frente porque no todos tienen la misma realidad que ellos».

«No todos tienen las mismas posibilidades, no todos están con las mejores computadoras, no todos están con un celular, yo hablando de lo personal me tocó re mal y me costó mucho», comentó.  Y agregó: «En mi casa tengo techo de chapa, mi piso no tiene cerámico, la lucho día a día, el año pasado me había quedado sin trabajo, pero yo quiero que mis hijos estudien, que sigan sus sueños y que hagan lo que yo no pude hacer»

«Hay muchos chicos que quieren seguir estudiando, que quieren seguir sus sueños, que tienen metas, mi hijo más grande esta en sexto año y el año que viene quería estudiar, y me dice ¿Cómo hago estudiar a través de una pantalla? y me chocó eso», relató.

«El mas grande termina el secundario este año y quiere estudiar Relaciones Internacionales, Joaquín va a segundo año, el ama los autos, armar, desarmar, el quería ir a la escuela de trabajo, no fue por una cuestión de tiempos, porque hace los 5 años que va a terapia porque tiene trastornos de aprendizaje», explicó Actis.

Sobre el debate entre la educación virtual o presencial, opinó: «Es una lastima lo que esta pasando, en lo personal lloro y lloro porque hay días que me hace mal, y psicológicamente, ¿alguien piensa psicológicamente en el daño que le están haciendo a los chicos?». A su vez, reclamó: «Si van a la escuela no pueden jugar con el otro nene, tiene que tener una distancia al menos, y pasas por canchas, por lugares, que están amontonados, y los chicos tienen que comerse frio, que jugar solos, comer solos, y se lo bancan y lo hacen, ¿uno grande no lo va a hacer?».

A su vez, remarcó que tenia la ilusión de comenzar a estudiar enfermería, pero pudo hacerlo para ayudar a sus hijos: «Siempre de chiquita decía que quería curar a la gente, lo iba a hacer este año pero tenia dos opciones: o compraba un celular para que mis hijos  puedan tener un celular cuando tengo tres hijos y ponía internet en casa para no pierdan el año nuevamente, o estudiaba, y me sacrifique por ellos, que es lo que corresponde».

Por otra parte, aconsejó a padres que atraviesan por la misma situación «que la luchen»: «Que pidan ayuda, porque no es malo pedir ayuda, todo lo contrario: si hay un vecino que tiene internet, vas y le explicas; si hay un amigo o un negocio, vas ay le explicas».

Mira la nota completa:

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online