Tres años sin conducir y trabajo comunitario para el hombre que atropelló a Nicolás Secrestat

Tres años sin conducir y trabajo comunitario para el hombre que atropelló a Nicolás Secrestat

Destacadas
0

La Justicia de San Francisco aprobó la probation (Suspensión del juicio a prueba) y la familia Secrestat indicó que no apelará el fallo.

En las últimas horas, Oscar Secrestat, el padre del joven ciclista Nicolás Secretat, quien fue atropellado en la Autovía 19 y murió, informó que la Justicia de San Francisco aprobó la probation de la causa y que no apelarán la medida judicial.

Publicó la parte resolutiva de la sentencia, a cargo del juez Comes, donde se suspende el juicio por 3 años, se lo inhabilita para conducir por el mismo tiempo y se le “obliga” a cumplir con “cinco horas semanales” de trabajo comunitario en el merendero-comedor “Madres de San Cayetano”.

El 6 de octubre de 2015, Nicolás Secrestat (27) y el triatleta Gastón Montenegro (22) realizaban sus entrenamientos habituales en el nuevo tramo del camino que atraviesa la zona sur de la ciudad de San Francisco, a la altura del kilómetro 132, cuando fueron embestidos desde atrás por una camioneta Ford Ranger.

Nicolás falleció de manera instantánea, mientras que su compañero sufrió heridas por lo que fue asistido por una unidad de emergencias médicas que lo trasladó al Hospital J. B. Iturraspe, en donde en principio, le diagnosticaron lesiones de carácter reservado, mientras que se recuperó favorablemente.

A continuación la publicación de Oscar Secrestat en Facebook:

En el día de ayer, 24 de Abril de 2018, se hizo lugar, en los tribunales de nuestra ciudad, al pedido de suspensión de juicio a prueba, del asesino de mi hijo Nicolás Secrestat.
Luego de 2 años y siete meses de chicanas judiciales,consiguió lo que quería. Nos ganó por cansancio, objetivo final del leguleyo defensor.
No vamos a apelar la medida, por cuanto consideramos que es una pérdida de tiempo, pues sabemos que el TSJ casi con seguridad, fallará a favor de la probation, y eso significaría, con suerte, otros dos años más de espera.
Más abajo, publico la parte resolutiva de la sentencia, a cargo del juez Comes, donde se suspende el juicio por 3 años, se lo inhabilita para conducir por el mismo tiempo y se le “obliga” a cumplir con “cinco horas semanales” de trabajo comunitario en el merendero-comedor “Madres de San Cayetano”.
Ahora bien, de algo puede estar seguro el “señor” Andrés Mussano, voy a ser su sombra, voy a controlar y averiguar que no saque un carnet de conducir en algún pueblito perdido de Santa Fe, porque dado el poder económico de la empresa para la cual trabaja, le sería fácil conseguirlo, y además, porque casi ningún municipio pide antecedentes para otorgarte una licencia de conducir.
Espero pueda dormir en paz, porque nunca en este lapso de tiempo fue capaz de pedirnos una disculpa, ni de parte de él, ni de la empresa propietaria de la camioneta.
Espero, algún día, alguien se encargue de decirle a sus mellizos lo cobarde que es su padre.
Espero, que ya que nos quitó para siempre a nuestro hijo, por conducir con descuido, por lo menos pierda el trabajo.
Espero, que a cada uno de los que nos fueron poniendo piedras en el camino, les pase algo parecido a lo que este malnacido nos hizo, de manera especial a su abogado, que sabiendo adonde iba a terminar, nos tuvo en vilo estos 2 años y medio.
En un juicio quizás hubiera recibido casi la misma sentencia, pero por lo menos, nos hubiéramos vuelto a ver las caras.
Nico, con gran dolor, te digo que por múltiples razones, no pude cumplir con mi palabra. Seguramente, llegará el día que la justicia se escriba JUSTICIA.