Internacionales

Una misión de la ONU encabezada por una argentina llegó a Guyana para buscar una solución al diferendo con Venezuela

Los enviados de las Naciones Unidas, encabezados por la jefa de Gabinete de la Oficina del Secretario General de la ONU, la argentina Susana Malcorra, buscan hallar una solución al antiguo diferendo por el extenso territorio del Esequibo.

[divider][/divider]

Una delegación de la Organización de Naciones Unidas (ONU) llegó a Guyana en procura de hallar una solución al antiguo diferendo que este país mantiene con su vecino Venezuela por el extenso territorio del Esequibo, se informó oficialmente.

La llegada de la misión, compuesta por seis personas y encabezada por la jefa de Gabinete de la Oficina del Secretario General de la ONU, la argentina Susana Malcorra, fue confirmada por el gobierno guyanés en un breve comunicado.

La intención de los enviados de la ONU es «continuar las discusiones relativas a la controversia resultante de la declaración de nulidad por parte de Venezuela del laudo arbitral de 1899».

Desde 1811, Venezuela reclama como propio el territorio del Esequibo o Guayana Esequiba, una superficie de 159.542 kilómetros cuadrados, equivalente a 74,2 por ciento de los 214.970 kilómetros cuadrados en poder de Guyana y que nunca estuvo bajo soberanía venezolana.

La cuestión está desde 1966 bajo la órbita de la Secretaría General de la ONU, pero su gestión de «buenos oficios» está paralizada desde el año pasado por el fallecimiento de su último encargado, Norman Girman.

El conflicto se reavivó en marzo, cuando Venezuela protestó sin éxito por la autorización que Guyana dio a la petrolera estadounidense Exxon Mobil para explorar dentro de la zona disputada, y se agravó a fines de mayo, cuando Caracas creó por decreto cuatro «zonas de defensa integral marítima e insular», una de las cuales abarca el área «en reclamación».

Georgetown replicó que dicho decreto es «agresivo e ilegal» y advirtió que «cualquier intento» de aplicarlo «será vigorosamente resistido».

En ese contexto, Guyana anunció en julio pasado -y ratificó en septiembre- que no estaba interesado en reactivar el proceso de buenos oficios y que «la única opción» para resolver el diferendo es llevarlo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

También en septiembre, Guyana denunció que Venezuela estaba haciendo «despliegues militares extraordinarios» junto a la frontera común, «incluido un lanzamisiles», y había posicionado «ilegalmente» embarcaciones de guerra en el río guyanés Cuyuni.

A fines del mes pasado, en ocasión de la Asamblea General de la ONU, los presidentes venezolano Nicolás Maduro y guyanés David Granger conversaron en Nueva York en presencia del secretario general del organismo, Ban Ki-moon.

Aunque Maduro afirmó que esa reunión fue «tensa y difícil», y el canciller guyanés, Carl Greenidge, sostuvo que transcurrió bajo un estado de ánimo «sombrío y serio», de ella resultó la restitución de los respectivos embajadores.

Malcorra actúa desde 2004 en el ámbito de la ONU, donde fue sucesivamente directora de Operaciones y directora ejecutiva adjunta del Programa Mundial de Alimentos, secretaria general adjunta del Departamento de Apoyo a las Actividades Sobre el Terreno y, a partir de marzo de 2012, jefa de Gabinete de la Oficina del Secretario General.

Antes trabajó en las empresas IBM y Telecom Argentina. De esta última llegó a ser su ejecutiva principal.

Telam

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online