Estación Deportiva

Antártida Argentina: una herencia familiar

Antártida Argentina: una herencia familiar

En una nueva edición de Pasión Pingüina, visitó los estudios de Radio Estación 102.5 la familia Ceballos, históricamente ligada a Antártida Argentina. Pedro, Elvio, Norberto Fabián y Silvio contaron sus vivencias en el club.

La pasión se transmite de generación a generación, y la familia Ceballos no es ajena a esta tradición. Como un patrimonio familiar, la herencia del amor por la camiseta pingüina comenzó desde Pedro, el papá. «Los mejores momentos de mi vida los tengo en esa época. Salimos en el año 93 como primer campeón, en 94 y 95, tres años consecutivos, y cinco alternados. He creado grandes amigos, jugadores que hoy son amigos de mi vida», aseguró Pedro Ceballos. A lo largo de los años, jugó al fútbol y las bochas, y tambien ocupó el rol de dirigente.

Elvio, el mayor de sus hijos, fue quien tomó la posta en cuestión dirigencial. «Fui tesorero, actué de vocal y después me solicitan de la Asociación en 2011 asique me hago cargo de la Asociación de bochas. Antártida es una pasión, Antártida tiene lo suyo. Creo que estoy más en el club que en mi casa», relató. Y expresó: «Es lo más lindo que hay disfrutar del deporte y disfrutar de estos movimientos que está haciendo la comisión directiva que es fantástico. En plena pandemia ver que Antártida sigue creciendo con infraestructura u otros deportes, es uno de los clubes top dentro de la ciudad».

Por su parte, Norberto Fabián, despuntó como bochófilo. Sobre sus años como jugador, rememoró: «Tengo el orgullo de haber jugado con uno de los mayores jugadores que tuvo Antártida que fue Fabián «petete» Lorenzatti, el número uno. Gran persona y compañero, y hemos ganado muchos títulos en compañía». Además admitió: «El club siempre fue una pasión».

El más chico de la familia, Silvio, también se destacó compitiendo en bochas, donde fue campeón sudamericano en el 95 y 96. «El primero fue en Chile, en Santiago, y el otro en San Juan», comentó. «Jugábamos todas las tardes en el club», recordó sobre su infancia en Antártida.

Además, visitó la camiseta pingüina en fútbol. «Me acuerdo de varios partidos que jugamos, y le tengo muchos recuerdo uno que fue contra La Milka, en su cancha, ellos venían punteros y nosotros veníamos muy atrás y en ese tiempo había mucha rivalidad, le ganamos 1 a 0 en el ultimo minuto y nos fuimos en caravana hasta el club», detalló.

Mira la nota completa:

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online