Destacadas

Buscan a «Maxi» tras fuga de Casa del Adolescente

El menor estaba allí obedeciendo a una medida socio educativa (tutelar), en tanto continúa la sustanciación de diligencias judiciales a fin de determinar su responsabilidad, en un homicidio ocurrido en Frontera el pasado 30 de mayo.

[divider][/divider]

Para que el lector se ubique en «tiempo y espacio» como suele decirse en el terreno periodístico cuando se trata de lograr que la información que se publica resulte comprendida, fielmente, en esta oportubidad viene a cuento recordar que el pasado 9 de julio bajo el título «‘Maxi’: un año a la Casa de Adolescente» dimos a conocer que quien cuenta 16 años de edad y está acusado de dar muerte a Gustavo Juárez Freyre el sábado 30 de mayo, por el plazo de un año deberá ser asistido en la Casa del Adolescente, de nuestra ciudad, en tanto se da continuidad a diligencias judiciales.
Asi ocurrio, luego de que en la jornada del 23 de junio el pibe que reside en la ciudad de Frontera junto a un abogado procedente de Santa Fe se presentó en el Juzgado de Menores de Rafaela, y se entregó ante la magistrado María Alejandra Feraudo de Platini.

Por entonces, «Maxi» de acuerdo a primarias investigaciones resultaba autor material de la muerte de Gustavo Juárez Freyre, de 41 años, alias «Tula», en un suceso ocurrido en la tarde del 30 de mayo de este año en la vía pública de Frontera.

Tras un trámite de rigor ante la jueza, fue trasladado a la Alcaidía de la Unidad Regional V de Policía. Finalmente, en la mañana de la jornada del 8 de julio en una audiencia la magistrado -en presencia del letrado que asiste a «Maxi»- dispuso que se lo traslade a la sede de la Casa del Adolescente, donde quedaría alojado por el término de un año.

En la nota se destacó que lo implementado por Feraudo de Platini está relacionado a una medida socio educativa (tutelar), en tanto continúa la sustanciación de diligencias judiciales a fin de determinar la responsabilidad del menor, en el homicidio de mención.

SE FUGO DE CASA DEL ADOLESCENTE

En nuestra edición del 23 de septiembre, en un subtítulo de una nota publicada bajo el título de «3 Heridos por disparos de ‘Loco Pajul’ Ballejos» se citó lo siguiente: «Preocupacion por fugas: No se cuenta con información oficial al respecto, pero una versión da cuenta de la preocupación que generaría en empleados de la Casa del Adolescente (se ubica en un predio con acceso en calle Jaime Ferré, y se inserta en el barrio Barranquitas), por la comprobación de fugas -en los últimos días- de varios de los internos. Según se señaló, al menos dos de los cuatro jóvenes que no retornaron a dicho lugar estarían allí cumpliendo disposiciones judiciales tras cometer homicidios. Se cuenta que en el contexto de las fugas habrían amenazado con elementos de fabricación casera denominados chuzas’, a los empleados que trataron de impedir que lleven a cabo lo que se cita con antelación. Consecuentemente, no se descartaría una reunión, al menor tiempo posible, con algún funcionario provincial del área de competencia».

«MAXI» ERA UNO
En relación a los adolescentes fugados, se pudo conocer que uno resultó ser Maximiliano Britos.

Consecuentemente, se libró una orden de detención y a partir de la misma se dio inicio a una labor policíaca tendiente a dar con el paradero de «Maxi» -que en principio habría estado acompañado «por dos santafesinos, y anduvo acobachado por algunos lugares de Frontera y de poblaciones vecinas, contando con la anuencia de algunos familiares. Los mismos que en su momento le pidieron que se entregue y por ello contrataron un abogado de la ciudad de Santa Fe. Tienen miedo de que familiares de ‘Tula’ se ‘cobren’ su muerte», según se mencionó a este Diario desde Frontera.

LA REALIDAD

La fuga de los internos en la Casa del Adolescente no es algo nuevo, lamentablemente. Ocurrió a través de los años y seguramente volverá a suceder en el futuro.

«Es lo que hay», se escuchó hace tiempo en boca de una fuente ligada a la Justicia de Menores, cuando se trató de esgrimir una respuesta a lo planteado sobre que no existen garantías en cuanto a la efectividad de cumplimentación de la aplicación de medida socio educativa (tutelar), instancia que determina la Justicia de Menores.

Se insiste, ejemplos sobran, y este es uno más.

Diario La Opinión

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online