Destacadas

Carlos, el coleccionista que formó una comunidad con mucha pasión

Carlos, el coleccionista que formó una comunidad con mucha pasión

Carlos Margara es un coleccionista de nuestra ciudad y hace desde pequeño que tiene pasión por el rubro. Producto de su esfuerzo junto a otras personas logró formar el «San Francisco Colecciona», un evento donde los participantes muestran sus colecciones. En este sentido, hablamos con Carlos para que nos comente su historia con su hobby.

«Mi pasión arranca desde chico, tenía unos autitos en mi casa que los perdí, después los busqué y compré los que me faltaban, desde ese momento me agarró el bichito de coleccionar, hoy en día de esa colección tengo más de 2500 ejemplares», manifestó Margara.

Por otra parte, Carlos indicó que le gusta compartir su pasión con otros coleccionistas y remarcó: «Uno no tiene un límite y está bueno conocer a gente que hace lo mismo que vos, es algo muy positivo porque compartimos la pasión».

«Empezamos con eventos muy chiquitos, este fin de semana en el Superdomo de San Francisco es otra cosa, es un evento mucho más grande con coleccionistas de todas las partes del país, eso es algo muy lindo, es muy difícil que en una ciudad del interior vengan coleccionistas de Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe y sin embargo lo conseguimos», argumentó el vecino.

El Coleccionismo

Es una actividad sana, que consiste en la agrupación y organización de objetos de una determinada categoría, que ocupa a personas de todas las edades y en cualquier sitio geográfico. El coleccionismo nace como interés personal pero es alimentado por el intercambio, la búsqueda y las lecturas relacionadas al artículo que se colecciona y es por eso que se transforma en la creación de relaciones constructivas con otras personas, dentro o fuera del propio entorno y territorio.

El coleccionismo desarrolla habilidades de observación, constancia, perseverancia, atención, detalles, métodos de clasificación, y otras. Todas cualidades que hacen que las personas, se mejoren mediante el desarrollo de nuevas y diferentes habilidades propias de los mejores ciudadanos, amigos, estudiantes, profesionales, trabajadores e inclusive investigadores científicos.

En el arte del coleccionismo es motivador e importante lograr la presentación del objeto coleccionado, para que dejen de ser objetos carentes de vida para convertirse en compañeros agradables del tiempo que se transcurre estudiándolo.

 

 

 

COMPARTIR