Destacadas

«El trastorno bipolar es una enfermedad genética»

«El trastorno bipolar es una enfermedad genética»

El Dr Osvaldo Rubiolo, en su visita a RADIO ESTACIÓN, dio precisiones sobre el trastorno bipolar, «enfermedad que dura para siempre pero que con los tratamientos la persona puede llevar una vida normal».

[divider][/divider]

El trastorno bipolar «es una de las patologías que más se notan, es una de las más frecuentes en nuestra región. Es una enfermedad donde el trastorno está en el humor, que es cambiante y que es genética, es hereditaria».

Rubiolo señaló que hay un gen que provoca dos alteraciones, una es a nivel del sistema nervioso central y la otra es alteraciones en la hormona tiroidea. Asimismo informó que «se da cuatro veces más en la mujer que en el hombre».

El trastorno fundamentalmente es la disociación. «El trastorno del humor antes se creía que era una patología que comenzaba a los 40 años, luego de investigaciones se detectó que se da a partir de los 15 ó 16 años» indicó. Entre las características de las personas con esta enfermedad se destaca que todo le molesta, todo le cae mal, es una persona gran provocadora, se ríe mucho pero es una alegría con agresión, está todo el día hablando, duerme muy poco y quiere hacer muchas cosas en poco tiempo.

En esta enfermedad la persona puede estar exaltada o deprimida. En su estado exaltado hay dos escalones, «el primero se llama hipomanía, la persona está demasiada alegre quiere hacer un montón de cosas y no la termina, no para nunca. Puede pasar a la manía (segundo escalón), la agresión es muy marcada, se pelea con todo el mundo, la persona está muy agresiva. Son personas que necesitan internación porque son un peligro tanto para si como para otras personas».

Ese grado de exaltación dura unos meses y pasa a la depresión, «no habla, no se baña, es una persona negativista, con ganas de llorar, nada le interesa, es antisocial. Hay una característica especial: nada le gusta, se pierde todo el deseo». Además resaltó que si esa depresión se profundiza puede pasar a una depresión profunda y ya comienzan las ideas suicidas, «hay que tener cuidado porque estos pacientes no fallan».

Asimismo destacó que «es una enfermedad para siempre, es una enfermedad genética». Sin embargo resaltó que afortunadamente hay distintos tipos de tratamientos y el pronóstico se ha cambiado, «la persona puede llevar una vida normal, casarse y tener hijos, la calidad de vida puede ser muy buena si hace los tratamientos con cuidado. Cuando la persona se estabilizó puede andar perfectamente».

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online