Estación Deportiva

«Jugar en casa, con mis amigos y mi familia, es un plus»

«Jugar en casa, con mis amigos y mi familia, es un plus»

En una nueva edición de Sólo Básquet, dialogó con Radio Estación 102.5 el nuevo refuerzo de El Ceibo, Lautaro Florito, quien analizó el inminente comienzo de Liga Provincial.

Luego de sus pasos por Villa San Martín de Resistencia, Unión Abasto de Tucumán y Brown de San Vicente, el alero vuelve a vestir una camiseta sanfrancisqueña, en este caso de El Ceibo. «Estoy muy feliz de volver a la ciudad, es un gran desafío para mi y para el club también, creo que apuntamos alto y eso es lo que más me motivó y ni lo dudé», expresó.

Florito se suma al plantel que debutará el próximo viernes en Liga Provincial ante Matienzo de Córdoba. «Es un equipo muy largo, muy lindo y la mayoría nos conocemos. Creo que eso también ayuda, he compartido equipo con más de uno, eso en el vestuario, en el día a día es bueno. Son muy piolas y me recibieron muy bien», analizó sobre el plantel. Y agregó: «Jugar en casa, con mis amigos y mi familia, es un plus».

En cuanto a los rivales que enfrentarán, comentó: «Hay equipos que se arman muy bien. Creo que hay dos o tres equipos que están muy fuertes». Sobre el juego que mostrarán, adelantó: «El juego de nosotros es defensa muy intensa y después correr».

En la «flor nacional» será dirigido por Eduardo «Mara» Blengini. Sobre su DT, admitió: «Siempre confió en mi, estoy agradecido. A mi me gusta aprender y escuchar, todo lo que me dice trato de absorberlo».

A pesar de tener su corta edad, registra pasos en Liga Argentina, Torneo Federal y Liga del Oeste Santafesino.

Sobre su paso por Villa San Martín, donde jugó en la segunda división del básquet nacional, admitió: «Fue un paso positivo, si bien creo que era chico, me faltó madurez. Tuve la posibilidad de seguir en el club y me volví, me habían dicho que querían que siga una temporada más y con el pasar el tiempo me iba a ir desarrollando, pero en ese momento yo quería jugar».

Luego, jugó Torneo Federal en Tucumán, donde vivió una experiencia muy particular: «Me debían plata, se comía mal, todo el tiempo renegaba». En este sentido, relató una experiencia particular que vivenció: «Una vez llego al comedor y me dicen ‘no van a comer porque nos deben tres meses’, y a nosotros también nos debían tres meses. Éramos tres chicos de Córdoba, nos miramos entre los tres y dijimos ‘¿Qué hacemos acá?’, y al otro día jugábamos».

Posteriormente, fue anunciado como refuerzo de 9 de Julio Olímpico de Freyre para jugar en la misma categoría, pero quedó trunca por la pandemia. De esta forma, llegó a San Vicente para disputar la Liga del Oeste Santafesino con la camiseta de Brown, para posteriormente desembarcar en El Ceibo.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online