Provinciales

La escuela nueva que duró tres meses

La escuela nueva que duró tres meses

La escuela Atahualpa Yupanqui, de La Bolsa, fue inaugurada en setiembre pero no resistió el primer granizo. Los chicos se quedaron sin clases, a excepción de los de sexto grado.

[divider][/divider]

“No lo podemos creer. Luchamos mucho por esta escuela. Una vez que la logramos, nos quedamos sin nada”. Liliana Flores es mamá de un alumno de sexto grado de la escuela Atahualpa Yupanqui, de Villa La Bolsa. Con voz compungida, la mujer cuenta que una vez más los chicos de este cole serrano se quedaron sin clases. Que el edificio nuevo fue inaugurado con bombos y platillos el 1° de septiembre. Pero que no resistió la primera gran tormenta. Ahora, la obra tiene que hacerse parcialmente de nuevo.

Para los desmemoriados, la escuela Atahualpa Yupanqui funcionó durante muchos años en cuatro contenedores. Los chicos se repartían entre esas estructuras de chapa y una vieja casona del pueblo. Un buen día, la paciencia de los padres se acabó y comenzaron a reclamar por un edificio propio.

Abril de 2012 fue la fecha prevista para el inicio de la obra, según las previsiones del Ministerio de Educación provincial. El final de obra estaba pautado para octubre de ese año, pero el día llegó y ni siquiera un obrero estaba trabajando en el lugar. Fue pasando el tiempo y 2014 cerró con los chicos estudiando en contenedores.

Finalmente, el 1° de septiembre de 2015 llegó el nuevo edificio. La escuela fue inaugurada con bombos y platillos por el gobernador José Manuel de la Sota. “Nosotros siempre coincidimos con Sarmiento en que la educación debe estar donde está la gente. Por eso hemos construido tantas escuelas a lo largo y a lo ancho de la provincia de Córdoba”, dijo el mandatario durante el acto inaugural.

Pero la estructura no resistió. El fuerte granizo que azotó a ese valle el pasado 7 de noviembre destruyó parcialmente el edificio, que tenía apenas tres meses.

¿Cuál fue el problema?

El diseño arquitectónico preveía una escuela con techo a dos aguas de caída libre. El detalle es que el proyecto original contemplaba un techo de hormigón. Pero cuando la obra se ejecutó, ese material fue cambiado por chapa.

En el temporal de Villa La Bolsa, el granizo quedó adherido a la chapa. No se deslizó. Los desagües se taparon. Un pequeño dique se formó en el techo. Y el agua se fue filtrando. Primero por la lana de vidrio, luego por el durlock y por último dentro del aula. Curiosamente, esa fue la estructura más dañada durante el vendaval.

El costo más significativo fue la suspensión de las clases. Una vez más, los alumnos de Villa La Bolsa se quedaron sin lugar para estudiar. “Estamos asistiendo a los chicos. Les damos tareas para que hagan en sus hogares”, indicaron desde el Ministerio de Educación.

Según informó una mamá, hoy sólo tienen actividades los estudiantes de sexto grado, que asisten a la biblioteca del pueblo. “El lunes pasado tuvimos una reunión con el encargado de Infraestructura del Ministerio de Educación, Javier Taborda. Nos dijo que hay que modificar la estructura original de la escuela”, afirman hoy los padres.

Según les informó Taborda, es necesario construir nuevamente una parte del edificio. Hay que voltear dos paredes y mejorar el sistema de desagüe. Desde el Ministerio de Infraestructura, encargado de las reparaciones, dijeron ayer que ya se están realizando las reparaciones pertinentes, ante la eventualidad de un nuevo temporal. “Fue un fenómeno climático inusual por lo fuerte. Ahora, estamos reforzando los desagües pluviales, duplicándolos, y reemplazando el cielorraso y las lámparas del techo”, aseguraron voceros de esa cartera.

“Calculamos que la semana que viene podría estar terminada la obra”, estimaron. Si ello es así, los chicos podrían cerrar el ciclo lectivo en sus aulas. Ojalá así sea. Por los pibes.

Día a Día

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online