Nacionales

Recórd de consumo con tarjeta: subió un 50% y ya supera el sueldo promedio

Por la inflación y los planes con cuotas, el aumento en el uso del plástico alcanzó niveles inéditos en 2015

[divider][/divider]

Este año prendió con fuerza en las clases medias el hábito de «tarjetear» todo tipo de gastos. Con la ropa, los electrodomésticos y el supermercado entre los rubros donde más se observa, los consumidores apelan a ese medio de pago para evadir la inflación y licuar el costo de los productos frente a una probable devaluación después de las elecciones de octubre.

Según datos del Banco Central, el consumo con tarjetas de crédito creció un 51% en 12 meses. La cifra duplica los cálculos de inflación de las consultoras privadas, cuyo número es estimado en 26,6 por ciento.

Además, la gente registró durante el mes de agosto un consumo promedio por cada tarjeta de 6.793 pesos, lo que supera los $6.500 de ingreso medio observado por el Indec entre los asalariados ocupados, informó el diario Clarín. Hace tanto solo un año,el monto era de 4.484 pesos.

El indicador pone de manifiesto el cambio en las pautas de consumo de un sector significativo de la población. Entre 2012 y 2014, la deuda promedio en esta época del año no era más que el 90% de un salario.

Asimismo, queda reflejado el alcance que tuvo este año los aumentos paritarios -que en algunos casos quebraron el techo del 27% y sobrepasaron las expectativas de inflación-, como la política de anclar el dólar oficial y los planes privados y públicos de financiamiento para pagar en cuotas.

Los tres factores lograron mantener el poder de compra en un escenario electoral donde quedó instalado que será necesaria una devaluación para el próximo período. Naturalmente, esto debilitará el bolsillo de los asalariados y muchos son los que apelan a la tarjeta para financiar compras que en el futuro serán más difíciles de afrontar.

Con el reimpulso de los viajes al exterior, aumentó un 49,6% interanual la deuda en dólares. El monto total llegó en agosto a u$s386 millones, una cifra que está ubicada en valores de 2013, cuando había menos restricciones y el recargo por el dólar turista era tan solo de 20 por ciento, en vez del 35% actual.

En esta época del año, donde muchos están definiendo sus vacaciones, agencias de viajes y aerolíneas se sumaron a la ola del «tarjeteo». Algunas llegan a ofrecer hasta 24 cuotas y descuentos en paquetes turísticos y contratación de hoteles.

En el mercado tienen números dispares a los del Banco Central, aunque son más optimistas. El consumo con las tarjetas crecieron al menos un 10% más de veces que hace un año, y por montos 45% superiores.

«En nuestro caso, los consumos crecieron 60%, y un 15% la cantidad de transacciones», señalaron en Tarjeta Shopping.

Por su lado, el plan oficial Ahora 12, que amortiza 12 cuotas sin interés en una red de 166 mil comercios adheridos, cumplió un año de vigencia y propició más de 15,5 millones de operaciones. En gran parte se destinaron a ropa y calzado (11,1%), con compras que oscilaron en torno a los 1.300 pesos.

Por ahora, la conducta no representa un riesgo para el sistema ya que los resúmenes están siendo abonados por los clientes. Hay en circulación 20,6 millones de tarjetas en el país, considerando las titulares.

Infobae

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online