Destacadas

Tomás Santillán: ¿caso esclarecido?

En marzo de este año, en Frontera un menor de 16 años cayó abatido de un disparo en la nuca. Una errónea investigación llevó a peritajes negativos. En las últimas horas la nueva conducción de la PDI contaría con una declaración clave, y el homicidio sería finalmente esclarecido.

[divider][/divider]

El 29 de marzo de este año (tal lo informado por este Diario oportunamente y a poco de haber ocurrido), en la ciudad de Frontera mientras se desplazaba en una motocicleta junto a una menor de edad -presumiblemente perseguido por al menos un móvil del Comando de Acción Preventiva de la Policía (CAP) de la cordobesa ciudad de San Francisco-, Tomás Iván Santillán, de 16 años de edad, residente en Frontera, cayó abatido por un disparo de arma de fuego (proyectil calibre 9 milímetros, de acuerdo a lo que habría arrojado la autopsia).
Por entonces, pese a que la menor en cuestión y algunos familiares y allegados de la víctima fatal declararon testimonialmente ante la Policía y la Fiscalía regional que el disparo fatal provino del arma reglamentaria de uno de los policías sanfrancisqueños, LA OPINION deslizó que en corrillos extraoficiales se mencionaba que no se descartaba que el proyectil que acabó con la vida del jovencito haya provenido de un arma calibre 9 milímetros, que habría portado un tal Brando (un joven radicado en Frontera, y que responde al apelativo «Maxi»), quien sostenía conocidas disputas -en el ambiente delictual- con el muerto.
En el paso del tiempo, y en el marco de una ineficiente labor llevada a cabo por la Policía de Investigaciones (PDI), comandada por un comisario mayor nombrado en febrero de 2014 (y relevado a fin de junio de este año por decisión del Gobierno provincial ante la notable falta de resultados en su gestión), el fiscal actuante fue quedando huérfano de pruebas contundentes.
Las pericias realizadas en las armas de los policías presuntamente involucrados, y llevadas adelante tanto en nuestra ciudad como en Gendarmería nacional, arrojaron resultados negativos.
Consecuentemente, hubo que prestar atención a la hipótesis que este Diario citó precedentemente.
En ese contexto, en la jornada de ayer en el entorno de allegados al chico muerto se habría comentado que en un escenario de investigaciones ahora concretadas por efectivos de la nueva conducción de la PDI, en la Fiscalía de Rafaela se habría contabilizado una declaración de la jovencita que acompañaba a Santillán, y que resultó herida en un hombro según trascendión a pocas horas de ocurrir el homicidio.
La menor se habría «quebrado», y llorando habría confesado que el tiro mortal provino de un arma manipulada por un ciudadano de Frontera. Al requerirse la identidad del mismo habría mencionado a quien se nombra con anterioridad en esta nota. Y sobre el por qué de la falsedad originaria, como respuesta se habría esgrimido el temor a represalias.
Consecuentemente, ya se habría dado orden de lograr la captura del sujeto aludido, quien contaría con abultados antecedentes en el mundo del delito, sobre todo en hechos contra la propiedad.
Oficialmente nada se dijo al respecto -al menos en nuestro conocimiento- sobre la veracidad, o no, de un trascendido que ya ganó espacio en comentarios de una buena parte de las comunidades tanto de Frontera como de San Francisco.
Con el correr de las horas, se confirmará, o no, lo que en estos momentos es materia de comentarios en boca de una importante cantidad de gente. En tanto, personas cercanas a la familia de Tomás Iván Santillán aguardan con creciente expectaiva un desenlace final en las investigaciones.
«Para que el pibe, finalmente, descanse en paz», según se confió a este cronista.
Romeo Lanata (Especial para LA OPINION).
COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online